Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peres asegura que 'si Arafat no pone fin al terror, el terror le detendrá a él'

El ministro israelí de Exteriores urge una iniciativa de Estados Unidos, Europa y Rusia

El ministro israelí de Exteriores, Simón Peres, advirtió ayer al Consejo de Europa sobre la imposibilidad de negociar la paz con el presidente de la Autoridad Palestina, Yasir Arafat, mientras éste no controle la situación. 'Es preciso que Arafat intente controlar a los grupos armados; si lo intenta puede que lo consiga, pero si no lo intenta, no tendrá futuro alguno', remachó Peres en una intervención ante los parlamentarios de los 44 países del Consejo, en Estrasburgo. Peres urgió una iniciativa conjunta de EE UU, Europa y Rusia como única posibilidad de 'salvar a los palestinos del terror'.

El viceprimer ministro israelí y titular de Exteriores acentuó la crudeza del futuro que aguarda a Oriente Próximo, con el discurso de que 'si Arafat no pone fin al terror, el terror le detendrá a él' y la insistencia esencial en que 'Arafat se convierta en una verdadera autoridad; de lo contrario, los pequeños grupos de terroristas impondrán su agenda'.

Peres no contestó a las preguntas de los periodistas sobre la destrucción de infraestructuras palestinas, cometida por el Ejército israelí y cuya primera consecuencia es el debilitamiento de la Autoridad Palestina, que el mandatario israelí querría ver ejercida con un liderazgo más fuerte.

Fuentes de la Comisión Europea valoran provisionalmente en 17,3 millones de euros los daños sufridos por el aeropuerto y el puerto de Gaza, la radio La Voz de Palestina, un edificio administrativo palestino y otra decena de obras e instalaciones, financiadas por países europeos. La Comisión Europea prepara una protesta formal y estudia la hipótesis de plantear una reparación.

Peres anticipó que Israel 'detendrá a los terroristas' si Arafat no consigue hacerlo por sí mismo. Y remachó que el problema de la Autoridad Palestina 'no es su posición, sino su composición', refiriéndose a las facciones que rodean a Arafat. 'Nosotros tenemos varios puntos de vista, pero un solo fusil. Ellos no tienen más que un punto de vista, pero varios fusiles'.

Ante los parlamentarios del Consejo de Europa y los periodistas, el ministro israelí exhortó a Europa a elaborar 'una política con Estados Unidos y Rusia que no vaya contra los palestinos, sus derechos y su futuro, pero que les permita salvarse del terror'.

En paralelo con su visita al Consejo de Europa, Peres se reunió brevemente con el alto representante de la UE para Política Exterior y Defensa, Javier Solana, quien calificó la situación de 'muy grave' y se mantuvo prudente. Peres viajó anoche a Holanda, donde prosigue su pequeña ofensiva diplomática europea.

Frente a la crudeza de las advertencias de Simón Peres, la Asamblea Nacional y el despacho del primer ministro francés, Lionel Jospin, fueron ayer escenarios de encuentros simbólicos entre el presidente del Parlamento israelí, el laborista Abraham Burg, y el del Consejo Legislativo Palestino, Ahmed Qorei, más conocido por su nombre de guerra de Abú Ala. Ambos se estrecharon calurosamente la mano al aparecer conjuntamente ante la Asamblea Nacional francesa, cuyo presidente, Raymond Forni, les saludó como 'hombres de paz y de diálogo'.

El presidente del Parlamento israelí anunció que irá a Ramala para hablar ante los parlamentarios palestinos, y piensa mantener el desafío aunque eso implique para él un procedimiento en su país para destituirle del cargo.

El jefe del Gobierno israelí, Ariel Sharon, ya bloqueó una iniciativa similar del presidente israelí, Moshé Katsav.

Jospin, por su parte, recibió brevemente por separado a los titulares de las cámaras israelí y palestina antes de reunirles conjuntamente por espacio de 45 minutos, al término de los cuales Jospin resaltó la necesidad absoluta de emprender de nuevo 'el camino del diálogo' y el presidente del Parlamento israelí abogó para salir de una situación en que palestinos e israelíes se lanzan mutuamente la responsabilidad de la violencia.

El ministro israelí de Asuntos Exteriores se había reunido ya el martes en París con el presidente del Legislativo palestino, según confirmó anoche a la agencia France Presse la delegada de la Autoridad Palestina en Francia, Laila Chahid, quien no quiso facilitar más detalles sobre el contenido de la reunión entre ambos.

Fuentes francesas, sin embargo, aseguraron que Peres y Qorei habían alcanzado un 'entendimiento' sobre el plan de paz que ambos plantearon el pasado mes de diciembre para el reconocimiento por parte de Israel de un Estado palestino, tras ocho semanas de alto el fuego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 2002