Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército de Israel ocupa una ciudad palestina por primera vez en la Intifada

Un millar de soldados toma los edificios de Tulkarem y detiene a decenas de personas

Más de un millar de soldados de infantería y 100 tanques israelíes, apoyados por helicópteros de combate, tomaron en la madrugada de ayer la ciudad autónoma de Tulkarem (32.000 habitantes), al norte de Cisjordania, en represalia por el atentado que un comando palestino perpetró el viernes contra una sala de fiestas de Hadera donde asesinó a seis invitados.

Mientras las fuerzas israelíes entraban por los cuatros costados de Tulkarem para confluir en el centro, el gobernador de la ciudad, Ezedine Al Charif, desde los altavoces de la mezquita principal dirigía una arenga a la población, pidiendo que se enfrentara a las tropas invasoras, se lanzara a la calle y violara el toque de queda.

La superioridad israelí aplastó, sin embargo, en pocos minutos la resistencia de la población de Tulkarem, incluida la de algunos grupos más decididos de los campos de refugiados cercanos, que con fusiles de asalto trataron de detener la marcha de los tanques. Los enfrentamientos se saldaron con un muerto y ocho heridos.

El Ejército ha ocupado los edificios más altos de la ciudad, en los que ha erigido, con sacos de arena y planchas metálicas, unos observatorios, desde los que controla y supervisa los registros que efectúan las fuerzas de seguridad. Se desconoce con exactitud el número de detenidos, pero se afirma que hay decenas de arrestados.

La toma de Tulkarem supone la primera ocupación absoluta de una ciudad palestina desde que, en 1994, se estableció un régimen de autonomía, según recordó ayer el presidente Yasir Arafat a un grupo de periodistas locales a los que recibió en su confinamiento de Ramala. 'Yo os digo que estos carros israelíes que estan aquí no es la primera ni la última vez que nos asedian. Deberían acordarse de lo que pasó en Beirut. Al final del asedio me preguntaron dónde iba a ir. Les respondí que a Palestina. Ahora cuando alguien me lo pregunta, respondo a Jerusalén Este. Os lo aseguro, me acabaréis viendo en Jerusalén Este', concluyó.

Dalia Rabin Pilosof, hija del asesinado primer ministro Isaac Rabin, viceministra de Defensa desde hace un año, criticó ayer las últimas operaciones militares israelíes y descalificó a Ariel Sharon por no haber optado por la negociación durante el periodo de calma, que se abrio en Navidad y que acabó el pasado viernes con el atentado de Hadera: 'Cada vez que se consigue un periodo de calma en el terreno, algo sucede, ya sea por nuestras acciones o por las de ellos'.

Las tropas israelíes, después del atentado de Hadera, han reforzado el asedio de la mayoría de las ciudades autónomas de Cisjordania, especialmente Ramala, que se encuentra ocupada en más de un 55%, donde ayer murieron dos policías palestinos. en los enfrentamientos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2002