Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda acelera la caza del dinero negro por la venta de coches y viviendas al cierre del año

Varios agentes tributarios visitan urbanizaciones de lujo para identificar a los compradores

La Agencia Tributaria ha puesto el punto de mira en el dinero negro, que busca refugio ante la llegada del euro, y lo primero es identificar a sus titulares. Los sectores son los conocidos (coches y pisos de lujo, obras de arte y antigüedades), pero los métodos varían. En el caso de las viviendas, varios agentes tributarios visitan urbanizaciones de lujo para identificar a los compradores. Para los coches, la información se obtiene de Tráfico, mientras que en las obras de arte y antigüedades se va a utilizar la declaración que deben presentar las casas de subastas sobre ventas superiores a 500.000 pesetas.

Hacienda parece decidida a reaccionar ante el espectacular proceso de blanqueo de dinero que la llegada del euro ha provocado en los últimos meses. Algunas fuentes estiman en tres billones de pesetas la cuantía total, si bien en Hacienda insisten en que la cifra es incalculable. Las críticas a la pasividad oficial frente al fenómeno han provocado un cambio de actitud con el ánimo de ofrecer algún resultado a corto plazo.

Fuentes de la Agencia Tributaria subrayan que no se trata de emprender una cacería, sino de intensificar la vigilancia sobre los sectores de riesgo y explotar al máximo la información disponible. Aunque apenas queden algunas semanas para que entre en circulación el euro, en la Agencia Tributaria se asegura que aún están a tiempo. Se interpreta que existen cuatro años para actuar, ya que ése es el plazo de prescripción de las deudas tributarias.

Diversos métodos

Los métodos para obtener la información son los habituales, aunque con algunos apoyos excepcionales. En el caso de las viviendas de lujo, por ejemplo, la agencia obtiene la información periódica que sobre las escrituras están obligados a enviarle los notarios y registradores de la propiedad. Además, desde hace unos dos meses, algunos agentes tributarios tienen como tarea visitar nuevas urbanizaciones de lujo para identificar a los compradores de pisos. Los nombres se toman, por ejemplo, de los buzones.

El plan de la Agencia Tributaria consiste en citar a estos propietarios para obtener información sobre el precio del piso, el valor reflejado en la escritura, el nivel de ingresos, etcétera. Si existen grandes discrepancias, el asunto puede suponer que se abra una inspección. Fuentes de la Agencia Tributaria insisten en que para rentabilizar la información es mejor esperar al año que viene e, incluso, a que se declare el IRPF a mediados del ejercicio, ya que es cuando se dispone de todos los datos.

Colaboración

Sobre la compra de coches de lujo, otro de los refugios del dinero negro en los últimos meses, en la Agencia Tributaria existe información periódica proporcionada por la Dirección General de Tráfico. Lo que se va a hacer es seleccionar a los compradores de coches de alta gama, comprobar los ingresos que declaran y ver si se corresponden. El mismo procedimiento se seguirá en el caso de las compras de obras de arte y antigüedades, aunque los datos se obtendrán de las declaraciones que deben presentar -en este caso, las casas de subastas- sobre operaciones de más de 500.000 pesetas.

Parte de la pasividad de la Agencia Tributaria ante el afloramiento de dinero negro en el último año responde a que desde el Gobierno se quiere que el proceso de canje de pesetas por euros se desarrolle en un clima no conflictivo. Los expertos bancarios consideran que el nerviosismo no está justificado, ya que se podrán cambiar cantidades de 2,5 millones de pesetas sin necesidad de identificarse. El periodo de canje se extenderá hasta junio de 2002, y para siempre en las oficinas del Banco de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de noviembre de 2001