Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de automóviles se recupera a final de año y vuelve a batir el récord histórico

Durante 2001 se vendieron 1.436.948 turismos en España, un 4% más que el año anterior

A pesar de las negras perspectivas que se anunciaban a principios del año pasado, se ha vuelto a batir un nuevo récord en las ventas de automóviles en España al superarse la cifra de 1,4 millones de turismos. El incremento ha sido del 4% respecto a 2000 y del 2,2% si se compara con el récord anterior, registrado en 1999. Durante el mes de diciembre se han vendido 107.058 automóviles, un 10,8% más que el mismo mes del año anterior. Según algunos analistas, el blanqueo de dinero no ha sido ajeno a este fenómeno, algo que no ven tan claro en la patronal del sector, Anfac.

El sector automovilístico ha demostrado dos caras completamente distintas en cada una de las mitades del año pasado. Las tristezas por la evolución negativa que registraba en los primeros meses se han transformado incluso en importantes listas de espera a la hora de interesarse por un nuevo automóvil durante la última parte del año. Además se produce en medio de anuncios de recortes de plantilla en las firmas estadounidenses. En definitiva, el aumento del 4% respecto al ejercicio de 2000 supone un nuevo récord histórico, con una circunstancia que lo hace todavía más significativo, ya que este incremento se ha apoyado fundamentalmente en la venta a particulares y empresas que no se dedican al alquiler de los mismos.

Tras el tirón demostrado en los últimos meses se encuentra, según algunos expertos, la afluencia de dinero negro con motivo de la desaparición de la peseta. Sin embargo, para el director general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones, Anfac, no hay constancia de que sea así: 'A pesar de los intentos que se han hecho, no puede calibrarse la incidencia del dinero negro en las ventas del sector y no hay evidencias claras de que haya desempeñado el papel que se le atribuye', señala Luis Valero. La financiación de las compras se ha mantenido en los mismos niveles, según Valero, para el que la explicación de este nuevo récord hay que buscarla en el comportamiento general de la economía española, que 'también en este sector ha sido superior a la media europea'.

A dos meses del cierre del ejercicio, la media europea se había incrementado en el 0,7% respecto al año anterior, y tras el comportamiento del Reino Unido e Italia, con récords históricos también, se habría situado entre el 2,5% y el 3% al final del ejercicio, es decir, un punto por debajo del incremento español, lo que refleja, según Valero, cierto paralelismo con el resto de los índices macroeconómicos.

No obstante, en los últimos meses se ha consolidado la tendencia al alza de las ventas de las gamas más caras, en detrimento de los modelos fabricados en España, cuyas matriculaciones se sitúan en torno a las 450.000 unidades. Según Valero, esto obedece a la mejora de la renta media española durante los últimos años. En ese sentido, es significativo el incremento registrado por algunas compañías cuyos modelos se encuentran entre los más caros del mercado. Mercedes, con un 35%; Audi, con el 21,2%, y BMW, con el 19%, se encuentran entre las marcas con mayores incrementos registrados en 2001. En cuanto a los deportivos, Porsche ha aumentado sus ventas un 31%, y Ferrari, un 13%. Por marcas, Renault se ha situado de nuevo como la más vendida, con 180.083 unidades, seguida de Opel, con 16.134 y un incremento del 13,5%.

Planes de ayudas

Para los responsables de Anfac, resulta también significativo en estas cifras el papel desempeñado por el Plan Prever de ayudas al achatarramiento y a la sustitución de automóviles con gasolina súper, ya que se han acogido al mismo un total de 334.115 operaciones en sus dos modalidades, 76.000 más que el año anterior.

Asimismo, el incremento resulta más valioso si se tiene en cuenta el retroceso en las ventas a empresas de alquiler a lo largo del año, un segmento que se acerca a los 200.000 automóviles y al que algunas marcas se acercan cuando fallan las ventas a particulares, a pesar de sus menores márgenes comerciales.

En 1989 se superó por primera vez el lístón del millón de turismos vendidos. Un nivel que volvió a alcanzarse en 1998 tras la recesión del primer lustro de la década pasada pasada. Según el director general de Anfac, la demanda natural del mercado automovilístico español hay que situarla entre 1,3 y 1,5 millones de unidades, una franja que parece asegurada durante los próximos años si tenemos en cuenta la elevada edad del parque automovilístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de enero de 2002