Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy y Cortés viajan a Brasil con compromisos para impulsar el español

El castellano será obligatorio en la enseñanza

El estudio del español será obligatorio en Brasil en la enseñanza secundaria. Con el fin de estudiar un plan de cooperación, Mariano Rajoy, ministro de Educación y Cultura; Miguel Ángel Cortés, secretario de Estado de Cultura, y Fernando Rodríguez Lafuente, director del Instituto Cervantes, viajan hoy a este país para potenciar la cooperación en este proyecto y asumir compromisos.

"Este viaje es una respuesta política a la decisión del Parlamento brasileño para que el español sea lengua obligatoria en la enseñanza secundaria", afirmó ayer Cortés en relación con el proyecto de ley que está tramitando el Gobierno brasileño. Esta circunstancia ha impulsado e intensificado notablemente las relaciones culturales entre ambos países, algo que entronca con la afirmación del secretario de Estado, que destaca como uno de los ejes del Gobierno español las relaciones, en el terreno de la cultura, con Iberoamérica, algo que ha quedado patente con el proceso de integración de Mercosur.Rajoy, que desde que está al frente de este ministerio sólo ha viajado a México y ahora a Brasil, y la delegación que le acompaña tienen previsto un apretado programa, en el que no sólo están previstos encuentros con el vicepresidente del Gobierno brasileño, Marco Maciel, así como con el ministro de Educación, Pulo Ranato Souza, y el de Cultura, Francisco Weffort.

La puesta en marcha del segundo colegio español en Brasil, para unos mil alumnos; la creación de un convenio para la implantación de la doble titulación; la presencia más activa en festivales de cine; el apoyo al proyecto Ibermedia, del que Brasil es uno de los países fundadores, o la participación española en varios proyectos de la celebración del quinto centenario del descubrimiento de Brasil, entre los que destacan la recuperación de bienes históricos o exposiciones, son temas que se pretenden abordar en este viaje, que no pierde de vista el impulso industrial que puede generar para el mundo de la edición y de la cinematografía este proyecto.

Preocupación prioritaria en este viaje es hablar de la formación de profesionales que tendrán que encargarse de reciclar a 200.000 o 300.000 profesores cuando la obligatoriedad del español en la enseñanza brasileña sea una realidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de diciembre de 1999