Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BIOTECNOLOGÍA

Los 'padres' de 'Dolly', hacia el xenotrasplante

El Instituto Roslin de Edimburgo (Escocia), el centro donde se creó la famosa oveja Dolly, está dispuesto a entrar de lleno en la carrera por conseguir cerdos modificados genéticamente cuyo último fin sea el trasplante de órganos a humanos. Pero a diferencia de otros enfoques, que pretenden la introducción de un gen humano en el organismo del cerdo como medio para prevenir el rechazo, los investigadores del Roslin persiguen el camino inverso: eliminar del organismo del animal un gen que se cree que podría ser clave en la activación de los fenómenos de rechazo.Para concretar este objetivo, señaló la semana pasada Harry Griffin, subdirector científico del Instituto Roslin, en el encuentro Xenotrasplantes y clonación humana organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Valencia, debe descartarse la opción de crear un animal transgénico y luego clonarlo. "Nadie ha clonado nunca a un cerdo", indicó, "y continúa siendo muy difícil clonar un animal por transferencia nuclear".

El camino a seguir para superar esta dificultad, apuntó, podría ser alterar el contenido genético de una célula de cerdo, de modo que se inactive el gen que debería formar una proteína clave en los fenómenos de rechazo, la enzima galactosil transferasa. Posteriormente, deberían clonarse las células obtenidas, algo técnicamente "mucho más simple" y conseguir con ellas un animal completo. ¿Cómo? "Transfiriendo el núcleo de esa célula a un ovocito para formar un embrión". Es decir, empleando la misma técnica que permitió, en 1996, el nacimiento de Dolly.

La eliminación de esa enzima en el cerdo podría contribuir a prevenir el rechazo una vez sus órganos fueran trasplantados a humanos. A diferencia de enfoques más clásicos, en los que se pretende confundir al sistema inmunitario humano introduciendo un gen que "aproxima" el contenido genético del animal al hombre, en este caso el objetivo es eliminar un producto que activa las reacciones biológicas que conducen al fracaso del órgano trasplantado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 1999