Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NUEVA FUSIÓN EN LA GRAN BANCA

Satisfacción de las autoridades vascas porque la sede se queda en Bilbao

El Gobierno del PP no logró su objetivo de que la sede del nuevo banco, el BBVA, estuviera en Madrid. La decisión de los dos bancos fusionados de que sea Bilbao su sede fue recibida ayer en capital vizcaína con optimismo. El diputado general de Vizcaya, Josu Bergara, señaló que la decisión es una apuesta en favor del Concierto Económico vasco y que "termina con las incertidumbres a las que ha estado sometido en los últimos tiempos". El ambiente de alegría fue compartido por el Gobierno vasco y el PNV que señalaron cómo la decisión es una apuesta del banco por Euskadi. Las arcas de la Hacienda de Vizcaya se beneficiarán sensiblemente por la fusión.El pasado año el BBV, que tenía su sede en Bilbao, pagó por impuestos sobre sus beneficios 50.559 millones de pesetas. La Hacienda Foral de Vizcaya verá como parte de esta cantidad se ve incrementada al sumar los resultados de Argentaria. El pasado año, Argentaria dejó en las arcas del Estado 33.024 millones de pesetas.

En virtud de la capacidad normativa que prevé el Concierto Económico vasco, las tres provincias vascas cuentan con normas del Impuesto de Sociedades diferentes a las de territorio común. De hecho, el tipo impositivo vasco es el 32,5% en Euskadi frente al 35% en territorio común.

Compromiso de desarrollo

La importancia fiscal que la decisión sobre la sede tenía para el Gobierno vasco hizo que el Ejecutivo autonómico no quisiera pronunciarse hasta conocer todos los detalles. De hecho, el consejero de Industria y portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, expresó ayer con prudencia que espera que la fusión se haga "con éxito", y contribuya al "compromiso" con el desarrollo del País Vasco que tiene el BBV. El responsable de Vizcaya, el nacionalista Josu Bergara, fue, sin embargo, menos comedido y dijo que la fusión de ambos bancos "es una buena noticia para todos, ya que garantizar una adecuación de las empresas financieras al nuevo mercado global es una apuesta razonable en las nuevas condiciones económicas que vivimos".

Por otro lado, la patronal vasca, Confebask, mostró su satisfacción por el anuncio de fusión entre el BBV y Argentaria y la permanencia de su sede social en el País Vasco, felicitando a ambas entidades por el paso dado. Para la organización de los empresarios vascos, esta fusión contribuirá a reforzar "la posición protagonista del nuevo banco en el sistema financiero internacional, al consolidar un grupo puntero y de primer nivel".

Joaquín Almunia opinó que es "muy importante que los bancos españoles tengan un tamaño como el del BBVA y BSCH para afrontar el reto de la globalización". Asimismo, los copresidentes del BSCH, Emilio Botín y José María Amusátegui felicitaron la fusión, porque permitirá a España contar con "dos grandes bancos en el mercado europeo". Finalmente, el Banco de España certificó que "no ve ningún inconveniente" para que se produzca la fusión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de octubre de 1999