Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Críticas a España por la pesca ilegal de bacalao en la Antártida

Termina la reunión de los países del Tratado Antártico

Representantes gubernamentales de 24 países firmantes del Tratado Antártico terminaron ayer su primera reunión, de carácter informal, en el continente helado. A instancias de Nueva Zelanda, los reunidos manifestaron su preocupación por la pesca ilegal de bacalao por parte de pesqueros españoles y de otros países bajo bandera de conveniencia. No se pronunciaron, sin embargo, sobre el cambio climático.

A la reunión asistieron ministros y altos funcionarios de los 24 países que firmaron en 1959 el Tratado Antártico, con motivo del 40º aniversario de su adopción, que estableció el fin de las reivindicaciones territoriales y la desmilitarización del continente. Al final no hubo anuncios sobre medidas concretas para proteger la Antártida, pero sí expresaron los reunidos su preocupación por el equilibrio ecológico.A instancias de Nueva Zelanda, que amenaza con mandar una fragata a la zona, los altos cargos han señalado que la pesca salvaje del bacalao está afectando a las poblaciones de aves, especialmente de los albatros. Nueva Zelanda se defiende de la acusación de que su interés por el bacalao sea puramente comercial y ve en la situación de esta especie "un ejemplo de los intereses económicos que pueden surgir y poner en peligro el tratado" y de la necesidad de que estos 24 países impidan la explotación comercial que resulte peligrosa para el equilibrio ecológico.

Isla Mauricio

Según el Gobierno neozelandés, los aproximadamente 70 barcos proceden de Noruega, España, Chile y Argentina y faenan en su mayor parte bajo bandera de Isla Mauricio, un país que no ha firmado el Tratado Antártico. Se estima que en 1997 pescaron cerca de 100.000 toneladas.A la reunión no ha asistido ningún representante español. En la declaración final, los reunidos se refieren también a la amenaza que supone el creciente turismo y recogen las quejas de India y Malaisia sobre la preponderancia de los países ricos en el continente, pero no dicen nada sobre el peligro de que se funda el casquete polar debido al calentamiento global, a pesar de que fueron advertidos de ello por varios científicos neozelandeses. Uno de ellos, Peter Barrett, cree posible que suba seis metros el nivel de los mares en menos de 100 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de enero de 1999