Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:CIENCIA

La comunidad chueta en Mallorca

En España existe un caso de aislamiento genético de especial interés. Se trata de la comunidad chueta mallorquina, un grupo descendiente de judíos conversos que se ha mantenido en el centro de la propia ciudad de Palma de Mallorca aislado durante medio siglo de sus vecinos por cuestiones culturales. Misericordia Ramón, Antonia Picor-nell y José A. Castro, profesores de genética de la Universidad de las Islas Baleares, llevan desde 1988 estudiando el caso. "Empezamos trabajando con marcadores clásicos, viendo las variaciones en proteínas, y en la actualidad trabajamos ya con polimorfismos de ADN mitocondrial y del cromosoma Y", explica Misericordia Ramón. Durante este tiempo, trabajaron en una enfermedad característica de los judíos sefardíes, la "fiebre mediterránea familiar", que también afecta a los chuetas. El gen de la enfermedad fue localizado por el trabajo conjunto de varios equipos de investigación europeos que estudiaban diversos grupos de comunidades sefardíes, comprobándose que el origen era una mutación única que se había difundido entre todos ellos.Gracias a su estudio, los científicos baleares han podido caracterizar algunas variables genéticas de los chuetas, que muestran un alto grado de parentesco y consanguinidad entre ellos y determinar la divergencia existente respecto al resto de la población mallorquina, de las demás islas e incluso de las poblaciones valenciana, catalana, castellana e italiana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de enero de 1999