Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un defecto en el anclaje, posible causa de la caída de la obra de Chillida

Un defecto en el anclaje que unía el cable con la escultura de Eduardo Chillida pudo ser la causa que provocó la caída de esta pieza situada en un parque público de Barcelona, según señalaron ayer los técnicos municipales. Elogio del agua , una gran escultura de 54 toneladas de peso que colgaba suspendida en el aire en un extremo del parque barcelonés de la Creueta del Coll, cayó el pasado viernes por la tarde y causó tres heridos, uno de ellos de consideración.José Alfonso Herrero, de 32 años, permanece ingresado en el hospital del Vall de Hebron, donde ayer por la tarde se le intervino quirúrgicamente de una fractura abierta en el tobillo izquierdo originada por una de las piedras desprendidas de la escultura; se encuentra fuera de peligro. Los otros dos heridos, con contusiones leves, fueron dados de alta anteanoche.

El director de servicios de arquitectura del Ayuntamiento de Barcelona, Ignacio de Lecea, señaló ayer tras una visita a la zona del accidente que, a falta de una investigación completa, se cree que el fallo se produjo en el sistema de anclaje entre los cables que soportaban la escultura y la propia pieza. Este sistema, que estaba oculto en el interior de la escultura, podría tener algún defecto en su construcción, diseño o materiales. Después de una primera visita ocular, los técnicos afirman que no se han apreciado problemas de oxidación o similares ya que todas las piezas se hallaban en buen estado.

El Ayuntamiento prevé ponerse en contacto el próximo lunes con el equipo del ingeniero José Antonio Fernández Ordóñez, autor del diseño de la estructura y que está de viaje, para analizar conjuntamente lo sucedido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de mayo de 1998