Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González recibió a Massera para averiguar el paradero de tres miembros de una familia desaparecidos en Argentina

Felipe González recibió a finales de los años 70 al almirante Emilio Eduardo Massera, entonces miembro de la Junta Militar de Argentina, para averigurar el paradero de tres miembros de una misma familia desaparecidos en manos de la dictadura. El secretario general del PSOE accedió a entrevistarse con Massera a petición del entonces ponente constitucional de su partido Gregorio Peces Barba, a quien había pedido ayuda la familia Bettini para localizar a sus parientes.

El secretario de Relaciones Exteriores del Partido Popular, Jose María Robles Fraga, exigió el pasado jueves a González que dé explicaciones de por qué se entrevistó con el responsable de uno de los principales campos de exterminio en Argentina y si es cierto, como ha dicho una periodista que ha entrevistado recientemente a Massera, que en la conversación no le preguntó por los españoles desaparecidos.

El entonces líder socialista, que se había negado a mantener una reunión con el almirante argentino, accedió a finales de los años 70 a conversar con él para conocer el paradero de Antonio Bettini, catedrático de Derecho Civil, un hijo suyo y un yerno, todos ellos desaparecidos en Argentina. La esposa de Antonio Bettini y una de sus hijas pidió auxilio, a finales de 1977, a Gregorio Peces-Barba para averiguar si seguían con vida. El primero en ser secuestrado había sido su hijo. Cuando el padre acudió a preguntar a las autoridades, también fue secuestrado. El marido de una de las hijas, oficial de Marina, reclamó explicaciones sobre el paradero de sus familiares, y no volvieron a verle.

Tras algunas indagaciones, infructuosas, a través del Gobierno de UCD, González asumió realizar una gestión humanitaria ante Massera. Éste le informó de que los tres desaparecidos se hallaban muertos.

Peces-Barba, actual rector de la Universidad Carlos III, de Madrid, calificó ayer de "muy poco prudente" la pregunta del diputado popular Robles Fraga, "que se debía de haber informado mejor. Espero que le sirva esta explicación". Peces-Barba afirmó que le consta que González no sólo hizo gestiones para conocer el paradero de desaparecidos en Argentina sino también en Chile.

El diputado popular Robles Fraga había pedido también el pasado jueves que, en vista de sus conversaciones con Massera, Felipe González preste declaración voluntariamente ante el juez Baltasar Garzón en el sumario que instruye sobre los españoles desaparecidos en Argentina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de febrero de 1998