Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

El retorno de Bussi

En Argentina, el fascismo se las ha ingeniado para retornar por la ventana de la democracia. En julio de este año, una parte importante del voto popular consagró gobernador de la provincia de Tucumán al general (RE) Antonio Bussi, jefe de la represión militar en el norte argentino entre 1975 y 1977.El domingo pasado, el ex dictador estrenó su nuevo cargo reprimiendo una movilización que protestaba contra su asunción. Hubo, a la vieja usanza, perros, palos y gases lacrimógenos. Seis personas, entre estudiantes y dirigentes de organismos de derechos humanos, fueron detenidas. Al llegar la madrugada fueron puestas en libertad gracias a la mediación del abogado Juan Robles, ex diputado de la Unión Cívica Radical (UCR).

Bussi ya había desempeñado como gobernador de facto en Tucumán durante la dictadura de Videla. Con el retorno ole la democracia se abrieron más de 630 causas judiciales en su contra. Las acusaciones incluían desapariciones, torturas y asesintos. Pese al contundente prontuario, fue exonerado por las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

El pasado 19 de junio cientos de ciudadanos y los organismos de derechos humanos de Tucumán sometieron a Bussi a un tribunal ético. Allí, el gendarme Omar Eduardo Torres le acusó de haber dado el primer disparo en diversos fusilamientos, en los que se ejecutaba a 15 o 20 prisioneros cada quincena en el arsenal Miguel de Azcuénaga. Tal tribunal terminó solicitando para el inculpado la excomunión y que fuese declarado persona no grata en toda ciudad que visite.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Envalentonado por la impunidad y por el descrédito de los partidos tradicionales, decidió convertirse al sistema democrático y fundó su propio partido, Fuerza Republicana. Sin embargo, el inicio de su actual gestión no despierta más que sombras. Los planes de ajuste que se anuncian, sumados a la creciente miseria, hacen temer nuevas cruzadas policiales para calmar las protestas.- y Fernando Rovetta. Asociación Argentina Pro Derechos Humanos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS