Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat catalana trata de subsanar los errores de sus ayudas al cine

La Generalitat dio ayer una respuesta contundente a las críticas de los productores de cine a su nueva política de subvenciones. Para ello manejaron cifras que ponen en evidencia, a su entender, el fracaso del momento anterior. Josep Anton Pérez Giner, responsable del nuevo programa de cine catalán, afirmó que el porcentaje de este cine en el total de la producción española ha bajado en 10 años del 32% al 8,5%. Y ello, recordó el director general de Promoción Cultural de la Generalitat, Jaume Serrats, teniendo en cuenta que las administraciones públicas han invertido 5.000 millones de pesetas en los últimos cinco años en el cine catalán.A partir de ahora las ayudas al cine estarán orientadas a potenciar la industria cinematográfica catalana, con el objetivo no de que se produzcan películas gracias a las subvenciones previas sino que se consuman las películas, según explicó ayer Serrats. "Nos hacemos corresponsables del fracaso y de la situación a la que hemos llegado", afirmó.

Un informe elaborado por su organismo presentado ayer, es rotundo: "Las sucesivas recaudaciones demuestran que los productos catalanes no interesan al público de Cataluña y menos al del resto del Estado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 1995