Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

Patria, revolución y socialismo son la Santísima Trinidad en Cuba

La Habana
Ricardo Alarcón de Quesada (La Habana, 1937) es ministro de Asuntos Exteriores de Cuba desde hace sólo ocho meses. En este corto espacio de tiempo ha visitado España en dos ocasiones, participó en la 11 Cumbre de Presidentes Latinoamericanos y se entrevistó con su homólogo español, Javier Solana. Alarcón, miembro del Buró Político del Partido Comunista y candidato a diputado en las elecciones que se celebrarán en Cuba el próximo 24 de febrero, afirma que hoy en Cuba se están produciendo cambios económicos y que éstos 11 provocarán cambios sociales y políticos" de mayor envergadura. El canciller cubano, quien durante más de diez años fue embajador ante la ONU, reconoció que la grave escasez que atraviesa la isla provoca "cierto descontento" entre la población, pero criticó a aquellos que piden derechos humanos para Cuba y se olvidan de casos como el de Marruecos.

MAURICIO VICENT

Pregunta. ¿Hasta cuándo va a durar esta crisis?Respuesta. Nosotros no estamos en condiciones de prever una mejoría en un periodo cercano. Es cierto que la situación es dificil y existe malestar entre la población. Sin embargo, sería un error interpretar este disgusto como un rechazo al sistema. Alguna gente cansada llega a cambiar de mentalidad y ahora abandona el barco, pero esto no es lo normal. La mayoría es consciente de lo que pasa.

P. Las actuales consignas en Cuba son patria, revolución y socialismo. ¿Estaría dispuesto su Gobierno a renunciar al socialismo para preservar la patria o la revolución?

R. Yo creo que las tres forman una trilogía, son como la Santísima Trinidad. La patria, desde luego, es inalienable, y revolución y socialismo en el fondo quieren decir lo mismo. Para nosotros, defender la revolución es defender la independencia nacional, y el socialismo es el proyecto social para organizar la economía y la vida de la sociedad.

P. Pero... Cuba necesita cambios económicos y políticos para salir de la crisis, y pronto...

R. Cuba se ha transformado en los últimos tiempos. Hoyse están produciendo cambios económicos que eran impensables hace 10 años. La inversión extranjera se ha incentivado y ya son muchos los empresarios que hoy invierten su dinero en nuestro país. Esto y el incremento del movimiento turístico ha traído realidades nuevas, que a su vez contribuyen a transformar la sociedad...

P. El Gobierno cubano acaba de aprobar que los trabajadores del turismo se queden con la propina en dólares, algo prohibido durante muchos años. ¿A eso se refiere?

R. Sí. Aquí había una práctica, una concepción con relación a la propina, que el turismo ha obligado a cambiar. Antes esa propina se entregaba al Estado, pero ahora se la pueden quedar. Esto es una prueba de cómo determinados cambios en la realidad económica se reflejan en la realidad social.

P. ¿Este tipo de cambios económicos se va a traducir en cambios políticos?

R. Sí. Las nuevas realidades nos plantean nuevos problemas. Cada paso trae nuevos retos y lo que no se puede hacer es ignorar la realidad y desconocer que tenemos limitaciones muy serias.

P. Muchos consideran que las elecciones del próximo 24 de febrero no van a traer ningún cambio democrático....

R. No buscamos un certificado de buena conducta de Occidente. Nadie puede pretender poseer el monopolio de la democracia. Yo sigo creyendo que nuestro sistema es más democrático que muchos otros y tan democrático como el que más. Lo que pasa es que no nos perdonan que no hayamos caído con el resto del mundo socialista, no nos perdonan que no nos queramos suicidar.

Derechos humanos

P. En estos momentos, en Ginebra, se discute un informe del relator de la ONU. En él se acusa a Cuba de violaciones de derechos humanos...

R. Ese informe está basado exclusivamente en lo que dicen nuestros enemigos en Miami y Madrid. Se mencionan los nombres y apellidos de 51 personas que, según ellos, se encuentran presas en Cuba por defender los derechos humanos. Le puedo decir que los nombres más conocidos de esa lista son personas que, como nosotros hemos documentado en Nueva York, reciben asistencia financiera de EE UU.

P. Sin embargo, en casos como el de María Elena Cruz Varela y otros los derechos humanos han sido pisoteados.

R. Los casos a los que se refiere esa campaña anticubana son personas que han cometido delitos y que han sido juzgadas y sancionadas de acuerdo con nuestras leyes y respetando escrupulosamente todas las garantías procesales. Cuando en España alguien comete acciones violentas para buscar un determinado fin político, no se le lleva a una plaza de toros y se le hace un homenaje: se le persigue y se le juzga.

P. Pero en España y la Comunidad Europea se considera que en Cuba se violan los derechos humanos y se persigue a los disidentes.

R. Aunque en nuestro país pueda haber un caso concreto, en Cuba no hay una violación sistemática de los derechos humanos. No entiendo cómo en temas como éste se nos mide con una vara diferente a otros países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de febrero de 1993

Más información

  • Ricardo Alarcón de QuesadaMinistro de Asuntos Exteriores de Cuba