Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DIÁLOGO CENTROAMERICANO

Oferta sandinista de 15 puntos para negociar con la 'contra'

El Gobierno de Nicaragua presentó ayer en las Naciones Unidas una propuesta de 15 puntos que, de ser aprobada por la contra, permitiría abrir un camino a la paz y la reconciliación nacional en aquel país centroamericano. Miguel d'Escoto, ministro de Asuntos Exteriores nicaragüense, definió la propuesta como "la mejor oferta que se puede presentar para conseguir el fin de esta guerra". El coronel Enrique Bermúdez, jefe de la delegación de la contra, la calificó, sin embargo, como "poco seria, porque no respeta los acuerdos de Esquipulas".

El coronel Bermúdez declaró a su llegada al edificio de las Naciones Unidas, en Nueva York que Ia negociación debe fortalecer el proceso de democratización de nuestro país" y que confiaba en conseguir el cese del fuego "para terminar con el totalitarismo comunista de Nicaragua".Javier Pérez de Cuéllar, secretario general de la ONU, uno de los árbitros de esta reunión, explicó: "Vamos a trabajar en un ambiente de buena voluntad". Pérez de Cuéllar se mostró optimista "porque las dos partes han aceptado esta reunión sin dificultades y porque todo indica que ambas partes desean que se cumplan los pactos de Tela". El secretario general declaró en la apertura del diálogo que "la opinión pública mundial entendería mal que de aquí no emergiera el proceso de pacificación de Nicaragua".

"Nuestro deseo es conciliador, creo que nuestra propuesta es muy razonable, porque incluye todas las peticiones de la contra", explicó D'Escoto poco antes del Inicio de las conversaciones. La delegación nicaragüense está encabezada por el vicecanciller Victor Hugo Tinoco, experimentado negociador en los anteriores diálogos con la contra.

Puntos claves

Los puntos más importantes del documento presentado ayer por Nicaragua en Naciones Unidas, que otorga a la Comisión Internacional de Verificación y Apoyo (CIAV) un papel de control muy importante, se refieren a las acciones que el Gobierno de Managua ejecutará gradualmente si se desmantela la contra. La propuesta garantiza el alto el fuego, la paz en todo el territorio nacional, la puesta en marcha de un plan de repatriación voluntaria de los rebeldes y la elaboración de un censo, para que la CIAV suministre a los contras toda la ayuda que necesiten a su regreso a Nicaragua. Otra de las propuestas del documento presentado por los sandinistas en Nueva York se refería a la distribución de ayudas humanitarias de todo tipo por parte de la CIAV a los contras que abandonen las armas, al control sanitario de los campos de refugiados y a la entrega de documentos de identidad a los repatriados. Una delegación contra podrá visitar Nicaragua para comprobar las condiciones en que se llevará a cabo la repatriación de los miembros de las fuerzas opositoras al Gobierno.Fuentes diplomáticas nicaragüenses afirmaron a este diario que, de suscribirse, "esta propuesta significaría de forma automática el cese del fuego en Nicaragua y la liberación de todos los contras encarcelados en cuanto la guerrilla desmovilice la mitad de sus efectivos".

El inicio de la reunión, en la sala de raapas de la ONU, fue presidida por los secretarios generales de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar, y de la OEA, Joáo Baena Soares. Robere, Martínez Ordóñez, embajador de Honduras ante la ONU, y el cardenal Miguel Obando y Bravo, arzopisbo de Managua, participarán como observadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de noviembre de 1989

Más información

  • Gobierno y rebeldes nicaragüenses se reúnen en la ONU