El líder de la URSS asistirá al 40º aniversario de la fundación de la RDA

El presidente de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, asistirá a las ceremonias conmemorativas del 40º aniversario de la fundación de la República Democrática Alemana (RDA) el 7 de octubre en Berlín Este. El anuncio fue realizado ayer en la capital de la RDA por Egor Ligachov, miembro del Politburó del Partido Comunista de la URSS (PCUS), tras una entrevista con Gunter Mittag, miembro del Politburó del partido comunista de ese país (SED). Ligachoy se encuentra en la RDA para analizar con el régimen alemán oriental la crisis creada por la decisión húngara de permitir el paso a Occidente de ciudadanos de la RDA.

Ayer, el embajador de Hungría en la República Federal de Alemania (RFA), Istvan Horvath, emparentado con el ministro del Interior del mismo nombre, negó en Bonn que Budapest hubiera decidido cerrar de nuevo su frontera con Austria coincidiendo con la celebración del 40º aniversario de la fundación de la RDA.Al dar cuenta de la visita de Gorbachov a Berlín Este, la agencia de prensa estatal ADN afirma que el anuncio ha sido recibido "con agradecimiento y alegría" por parte de los interlocutores de Ligachov. El dirigente soviético, cabeza visible del ala conservadora del PCUS, les expuso su creencia de que "el desarrollo constante y dinámico de la RDA encierra una importancia particular para el socialismo en su conjunto". Asimismo, ambos políticos subrayaron "con insistencia", que la RDA es "un miembro inseparable del Pacto de Varsovia".

Por otra parte, el número de ciudadanos que cruzan la frontera austro-húngara para dirigirse hacia la RFA aumentó ayer de nuevo. Por la tarde, la televisión austriaca (ORF) indicó que desde las cero horas 1.500 refugiados cruzaron la frontera. La cifra total de los que han llegado a la RFA desde que Hungría decidió abrir sus fronteras en la medianoche del domingo es de 13.150.

Honeker no aparece

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La ADN indicó ayer que el presidente de Alemania Oriental, Erich Honecker, se recuperaba rápidamente de sus dolencias y que en breve plazo asumiría de nuevo sus funciones. Sin embargo, las especulaciones sobre la salud de Honecker, que lleva una larga temporada sin aparecer en público desde que se anunció que iba a ser operado de la vesícula, no han cesado y en círculos diplomáticos de Bonn se insiste en que está desahuciado.

Por otra parte, el canciller federal, Helmut Kohl, ingresó ayer en la clínica universitaria de Maguncia para ser tratado de "una inflamación en la próstata". Kohl será sometido hoy a un análisis por el cirujano Rudolf Hohenfellner, a partir del cual se decidirá la fecha de la operación. El canciller, de todos modos, no reanudará su trabajo hasta principios del mes que viene. Asimismo, la mayoría gubernamental en Bonn (los cristianodemócratas de la CDU y el CSU y los liberales del FDP) criticaron ayer duramente a la oposición socialdemócrata por haber enviado una delegación a Berlín Este que debe continuar las conversaciones que había iniciado con el partido en el poder, SED, por considerar que esto "legitima a un régimen y un Parlamento sin ninguna representatividad".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS