Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homenaje popular a Jovellanos en Puerto de Vega, donde falleció

Puerto de Vega, en el occidente asturiano, rindió un homenaje popular a Jovellanos con motivo de la restauración del monumento que se le erigió en 1932 en esta localidad en la que falleció en 1811. El acto, celebrado el pasado fin de semana, estuvo presidido por Antonio Masip, consejero de Cultura del Gobierno autonómico asturiano y asistieron al mismo personajes de la más variada ideología: desde Jesús Evaristo Casariego, presidente del Instituto de Estudios Asturianos (IDEA) y candidato en unas elecciones legislativas por la Unión Tradicionalista, a José Maldonado, último presidente de la república española en el exilio, y a Eugenio Orlando, concejal comunista del ayuntamiento de Navia.Gaspar Melchor de Jovellanos murió pocos días después de haber sido arrojado a Puerto de Vega por un vendaval cuando huía por mar desde Gijón, donde habían entrado de nuevo los franceses. El ilustrado asturiano, que aceptó el nombramiento de representante de su tierra en la Junta Central, después de haber sido nombrado ministro del Rey José Bonaparte, solicitó retirarse a Asturias a la llegada de la Regencia. Otra tormenta le retuvo en Muros, en la región gallega, donde escribió Memoria en defensa de la Junta Central, antes de llegar a Gijón, donde había nacido.

El mal del olvido

En el acto de Puerto de Vega, Ignacio de la Concha, catedrático de Historia del Derecho de la universidad de Oviedo, criticó el mal de olvido de los asturianos que ha permitido el progresivo y escandaloso deterioro del monumento erigido a una de sus principales figuras. José Caso, director del Centro de Estudios del Siglo XVIII de Oviedo, dijo que las soluciones para España propuestas por Jovellanos llegaron a chocar con tal estridencia con los poderes fácticos que acabó sumido en la más absoluta soledad. Francisco Carantoña, director de El Comercio, subrayó que Jovellanos llegó a Puerto de Vega como náufrago y proscrito y Antonio Masip, afirmó que Jovellanos será siempre luz de la comunidad autónoma asturiana. Al final del acto de Puerto de Vega actuó el coro universitario de Oviedo y los asistentes visitaron la casa donde falleció Jovellanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de enero de 1983