El Museo del Prado tendrá un nuevo régimen jurídico

El director general de Bellas Artes, Alfredo Pérez de Armiñán, anunció ayer en Santander, en donde se encontraba para participar en la clausura de la Semana del Museo del Prado, seminario celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), bajo la dirección de Federico Sopeña, que está en estudio un nuevo régimen jurídico del Prado y que se ha presentado la correspondiente solicitud al Ministerio de Hacienda para que incluya en los próximos presupuestos generales de 1983 una partida de 2.500 millones de pesetas para la adquisición del palacio de Villahermosa, al objeto de ampliar los edificios del Museo del Prado.Pérez de Armiñán participó junto al arquitecto encargado de las obras del Museo del Prado, Jaime de la Fuente; el crítico de arte Francisco Calvo Serraller; el profesor de la Universidad de Texas, Pablo Beltrán de Heredia, y el director del museo, Federico Sopeña, en una mesa redonda en la que se analizaron los problemas actuales de la pinacoteca española.

El director, general de Bellas Artes mencionó la política de contactos mantenidos entre su departamento y el Patronato del Museo del Prado, de los que destacó el estudio que se está realizando en torno al nuevo régimen jurídico del museo. En la actualidad el Patronato trabaja en las líneas generales de la reforma que serán presentadas a la ministra de Cultura, Soledad Becerril, el próximo mes de septiembre.

Los estudios se centran en dos tesis. La primera sobre la base de otorgar al Museo del Prado una autonomía, tanto en el ámbito jurídico como en el financiero, lo que haría necesario una norma con rango de ley. Precisó, no obstante, que la autonomía en el campo financiero no significaría un desentendimiento del Estado, ya que aunque se racionalizase la gestión económica del museo, en cuanto a sus ingresos propios, las subvenciones estatales seguirían siendo imprescindibles. La segunda hipótesis, parte de que fuera imposible dictar una norma legal, para lo cual propone se realice una estrecha relación con el Ministerio de Cultura a través de la Dirección General de Bellas Artes.

Obras hasta 1984

Para el director general de Bellas Artes, "sería deseable que las obras de acondicionamiento del Prado estuvieran terminadas en el próximo año, pero pueden plantearse problemas de adjudicaciones presupuestarias que lo retrasen. Yo me conformaría", señaló, "con que estén termiriadas en el curso de 1984".Otro de los aspectos abordados fue el relacionado con los trabajos de restauración de los fondos del museo y el funcionamiento y criterios que deben imperar en el taller ocupado de ello. En este sentido anunció que en el próximo otoño se celebrará un seminario internacional en torno a la restauración de la obra de Velázquez, expresando su deseo de que de dicha reunión surjan criterioss científicos útiles para el trabajo de restauración.

También manifestó que se había obtenido una partida de algo más de sesenta millones de pesetas para la adquisición de obras para el Museo Español de Arte Contemporáneo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de julio de 1982.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50