Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El general Horacio Liendo asume interinamente la presidencia argentina

El ministro del Interior argentino, general Horacio Liendo, asume hoy la presidencia en funciones de la República, en sustitución del presidente Roberto Viola, de 57 años. Un portavoz oficial confirmó ayer que el general Viola padece insuficiencia coronaria y permanecerá alejado de sus funciones al menos durante algunas semanas.

La agencia de noticias France Presse dio a media tarde ayer una información según la cual Viola ha sufrido un infarto e iba a ser internado en un hospital militar. La reacción del Gobierno argentino fue tan airada que se llegó incluso a hablar de la clausura de la agencia.El general Liendo es el sucesor interino de la presidencia, según se establece en el llamado Proceso de reorganización nacional para los casos de ausencia o enfermedad del primer mandatario.

Liendo es el ministro netamente político del Gabinete Viola, y como titular de Interior ha tenido como tarea fundamental el desarrollo del denominado diálogo político, iniciado tras la caída del Gobierno presidido por Isabel Perón.

Su primer paso fue reconocer verbalmente al partido mayoritario del país, el justicialista, como un interlocutor válido, punto de vista que posteriormente ratificó el presidente Viola y que le valió furibundas críticas del anterior ministro del Interior, el general Albano Harguindeguy. Liendo ha seguido intentando un diálogo muy mal visto por los sectores más extremoderechistas del aparato militar argentino.

La enfermedad de Viola que ha dado origen a este cambio en la cúspide argentina se detectó el día 9 de noviembre, en un examen médico rutinario. El último acto oficial en el que apareció fotografiado - aunque ayer despachó con varios miembros del Gobierno militar- fue una audiencia al presidente del Comité Olímpico Internacional, el español José Antonio Samaranch.

De otra parte, ayer fue formulada en el Parlamento Europeo una denuncia por los secuestros, torturas y desapariciones ocurridos durante el actual régimen militar.

Una representación de las Madres de la Plaza de Mayo dijo en Estrasburgo, adonde acudieron para solicitar ayuda del Parlamento Europeo, que los desaparecidos pueden cifrarse en 30.000 personas desde el golpe de Estado militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de noviembre de 1981