_
_
_
_
_

Clara Sánchez ingresa en la RAE con un canto a la literatura como “máquina para mitigar el envejecimiento”

La exitosa novelista y filóloga, elegida en marzo, ocupará la silla X, vacante por el fallecimiento de Francisco Brines en mayo de 2021

Clara Sanchez
La escritora Clara Sánchez entra en el Salón de actos de la RAE, flanqueada por las académicas Dolores Corbella (izquierda) y Asunción Gómez-Pérez, antes de leer su discurso de ingreso este domingo.Santi Burgos

A pesar de todos los inventos y avances logrados por el ingenio humano, hay algo que este no ha podido revertir aún: que las personas envejezcan y mueran. Al menos, como consuelo para los amantes de la literatura, queda la imaginación para sentir que viajamos atrás o adelante en el tiempo y que perduramos. Sobre esa idea ha pivotado este domingo el discurso de ingreso en la Real Academia Española (RAE) de la escritora Clara Sánchez (Guadalajara, 68 años), titulado La máquina del tiempo. Sánchez, elegida el 23 de marzo, se sentará en la silla X, vacante desde el fallecimiento de su anterior dueño, el poeta Francisco Brines, el 20 de mayo de 2021.

Las palabras de Sánchez han querido ser un canto “al placer por la lectura”, repleto de referencias a autores y obras, de ciencia o de ficción, que han abordado el paso del tiempo a lo largo de la historia, desde Platón a la exitosa serie Perdidos. La ya académica ha subrayado que “la imaginación ideó una potente máquina del tiempo: la literatura, que mitiga la sensación tan insoportable de no poder volver atrás”. Esa máquina permite, además, burlar al tiempo, “ese fluido monstruoso e invisible al que le echamos la culpa de todo: de envejecer, de enfermar y de morir”. Ello es posible desde la escritura, del oficio de “seducir con las palabras”, ha añadido.

Sánchez, nacida el 1 de marzo de 1955, es la undécima académica del actual pleno, compuesto por 44 miembros (falta por leer su discurso de ingreso el medievalista Pedro Cátedra y está vacante la silla de Javier Marías, fallecido el 11 de septiembre de 2022), por lo que las mujeres representan ya el 25% de los académicos. La mayor cifra y porcentaje en la historia de la institución. Con ella son cuatro las que han ingresado de manera consecutiva, junto a Paloma Díaz-Mas, Dolores Corbella y Asunción Gómez-Pérez. Estas dos últimas en ingresar en la RAE son las que la han acompañado en su entrada al Salón de actos de la RAE.

La encargada de darle la bienvenida, con un discurso, en nombre de la corporación ha sido la académica Soledad Puértolas, que ha señalado que el papel de los escritores en la RAE es levantar acta del “uso literario de la lengua” española. En el recorrido por la obra de Sánchez, ha dicho que representa “la literatura del presente”, con una prosa caracterizada “por la mesura”. En sus novelas “es común la presencia de un personaje que tiene que adaptarse a una situación nueva”.

La escritora tiene además esta semana otro motivo de satisfacción por la publicación de su nueva novela, Los pecados de Marisa Salas (Planeta), en la que la protagonista narra en primera persona la trastienda del mundo editorial, en una trama con plagios, impostores, venganzas y listas de ventas. Los libros de Sánchez se han traducido a más de veinte idiomas, pero es en Italia donde ha cosechado más lectores y reconocimientos. Precisamente, este último se publicó antes en ese país que en España. En Italia, Lo que esconde tu nombre es lectura obligatoria en liceos y universidades.

Clara Sánchez, este domingo durante la lectura de su discurso de ingreso en la RAE, en la que ocupará la silla X.
Clara Sánchez, este domingo durante la lectura de su discurso de ingreso en la RAE, en la que ocupará la silla X.Santi Burgos

En su repaso a los libros que han fabulado sobre el tiempo, y el espacio, ha destacado el que ha dado título a su discurso, La máquina del tiempo, de H. G. Wells, publicado en 1895. En el que “esa máquina se describe tan bellamente que me encantaría verla en el salón de mi casa”, ha bromeado. “Hecha de marfil, níquel, cristal de roca, barras de cristal y carriles de bronce. Wells la imaginó como un juguete para hacernos reflexionar sobre la condición humana, encerrada en su propio egoísmo y estupidez”.

Otro referente es Micromegas, de Voltaire (1752), protagonizada por dos extraterrestres. “Es una delicatessen llena de libertad, atrevimiento y sentido del humor”, en la que el escritor francés plasmó “la relatividad de todo tipo de magnitud”. En este sentido, ha hecho hincapié en lo complicado que resulta a la hora de contar una historia “el empeño de volver real la realidad”.

También citó el clásico La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares (1940), con su isla con dos soles y dos lunas. Una novela que “parecía profetizar la deshumanización del éxito en las redes sociales, la locura de no concebir una vida plena si no es a través de la permanente exhibición”, ha indicado. Es, además, un libro “que ha inspirado películas y series, como Perdidos”, de la que se ha declarado fan.

“La invención de Morel’, de Bioy Casares, parecía profetizar la deshumanización del éxito en las redes sociales, la locura de no concebir una vida plena si no es a través de la permanente exhibición”

Clara Sánchez, licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid, fue profesora universitaria durante 17 años y ha colaborado en medios españoles, como este periódico, e internacionales. En su trayectoria ha ganado el Premio Alfaguara, por Últimas noticias del paraíso (2000); el Nadal (Lo que esconde tu nombre, 2010) y el Planeta (El cielo ha vuelto, 2013). Solo ella se ha hecho con los tres.

Debutó en la novela en 1989, con Piedras preciosas, a la que siguieron No es distinta la noche (1990, publicada en Debate), El palacio varado (1993, Debate, Alfaguara), Desde el mirador (1996, Alfaguara), El misterio de todos los días (1999, Alfaguara), Últimas noticias del paraíso (2000, Alfaguara), Un millón de luces (2004, Alfaguara), Presentimientos (2008, Alfaguara, Destino), Lo que esconde tu nombre (2010, Destino), Entra en mi vida (2012, Destino), El cielo ha vuelto (2013, Planeta), Cuando llega la luz (2016, Destino), El amante silencioso (2019, Planeta) e Infierno en el paraíso (2021, Planeta). Títulos a los que se suma su primer libro como académica de la lengua, Los pecados de Marisa Salas.

Y de regreso a la idea central de su discurso, la caducidad del tiempo, “uno de los artificios más artificiosos de la vida y la narrativa”, viene bien recuperar la reflexión de san Agustín señalada por Sánchez: “¿Qué es el tiempo? Si no me lo preguntan, lo sé. Si me lo preguntan, lo ignoro”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Manuel Morales
Periodista de la sección de Cultura, está especializado en información sobre fotografía, historia y lengua española. Antes trabajó en la cadena SER, Efe y el gabinete de prensa del CSIC. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster de Periodismo de EL PAÍS, en el que fue profesor entre 2007 y 2014.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_