_
_
_
_
_

Huelga de guionistas en Hollywood: ¿qué piden los escritores? ¿Qué series te dejarán sin ver? ¿Cómo afecta a los estudios?

Las claves del primer conflicto laboral que sacude a la industria del cine y la televisión en 15 años

Escritores en huelga frente a los estudios de Disney Studios en Burbank (California) este miércoles.Foto: ROBYN BECK (AFP) | Vídeo: EPV

Día tres de la primera huelga de Hollywood en 15 años. Los guionistas, agrupados en el Writers Guild of America, son uno de los gremios más combativos en la industria. Esta es la sexta ocasión en la que han dejado sus puestos de trabajo. En noviembre de 2007 lo hicieron por 100 días. En 1988 fueron cinco meses. El consenso ahora asume que esta será una protesta larga. Está en juego definir la manera de trabajar en la era de los contenidos bajo demanda. Estas son las claves del conflicto.

¿Por qué estalló la huelga?

Esta es la primera huelga de la era del streaming. El WGA y los ocho estudios, reunidos en la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP, por sus siglas en inglés), no alcanzaron acuerdos en la renovación del contrato colectivo para los próximos tres años. Las empresas rechazaron o no hicieron contrapropuestas en siete de las 14 peticiones que los escritores pusieron sobre la mesa. En el centro de la disputa se encuentra el monto que los escritores reciben cada vez que se retransmite un programa de televisión, serie o película en la que participaron, conocido en la industria como residuales.

El sindicato, que tiene unos 10.000 miembros, pide que los estudios acepten un mínimo de guionistas para el desarrollo temprano de los proyectos en los mini rooms (una versión reducida del cuarto de escritores). El WGA proponía al menos seis escritores con un contrato de al menos 10 semanas consecutivas de trabajo. Los estudios han argumentado que pueden mejorar la oferta, pero no están de acuerdo en que se imponga una cifra “obligatoria” de empleados ni por la duración del contrato.

También se exige un incremento del mínimo semanal de los escritores, que está sobre los 4.546 dólares. Este representa un rango entre los 91.000 y 109.000 dólares por un trabajo de 20 o 24 semanas. El sindicato solicitó además mejoras habituales en la negociación de los contratos colectivos, como una subida a las aportaciones a los fondos de pensiones y al seguro médico. De acuerdo con el documento sindical, la organización pedía mejoras por 429 millones de dólares, pero solo recibieron una oferta por 86 millones. El 46% de esta es por el incremento de un 2% del sueldo mínimo.

Paramount
Un grupo de guionistas protesta afuera del estudio Paramount, en Los Ángeles.Chris Pizzello (AP)

¿Qué tanto pesan las plataformas digitales en la negociación?

Las streamers como Netflix, Amazon o Apple tienen ahora la fuerza que las cadenas de televisión lineales ejercían en las negociaciones anteriores. La guerra entre plataformas digitales hizo a las compañías matrices invertir en catálogos para ser más atractivas y así crecer en suscriptores. Este jueves, en plena huelga, Paramount anunció que había sumado 4,1 millones de abonados para llegar a los 60 millones. Los guionistas argumentan que parte de este crecimiento se debe a los contenidos que desarrollan.

Los conflictos laborales de Hollywood reflejan el estado actual de la industria. En la de 2007 hubo diferencias sobre la animación y los realities. También hubo desacuerdos por el monto que los escritores recibían de residuales por los DVD. Los nuevos medios, las plataformas digitales, comenzaban a regularse. Hoy, en cambio, el centro de la discusión lo ocupan los escritores de televisión. Representan dos terceras partes de los miembros del WGA.

Las plataformas digitales han rechazado la mayoría de ajustes propuestos a los montos de los residuales porque esto los obligaría a hacer más transparentes sus números de audiencia por título, algo que compañías como Netflix han guardado con celo como parte de su estrategia de negocio.

¿Qué son los residuales?

Michael Jamin ha generado una gran audiencia en Tik Tok revelando cada mes en un vídeo cuánto gana por residuales. El guionista muestra los cheques que llegan a su puerta por este concepto. “Cada vez que un estudio vende a un nuevo mercado un programa que escribí, reciben muchísimo dinero y esta es mi pequeña tajada. No es dinero gratis, es a cambio de algo por autoría y royalties”, explicó en marzo. Ese mes recibió por episodios de Rules of engagement 38 céntimos y otro de 146 dólares. Por la comedia Out of practice obtuvo 93 céntimos. Y por King of The Hill, donde escribió por cinco temporadas, cobró 1.350 dólares.

La guionista Valentina Garza (Solo asesinatos en el edificio, The Simpsons, Bordertown) compartió el miércoles con sus seguidores el monto de uno de los cheques que le llegaron. “En caso de que se pregunten por qué estamos en huelga, esto es lo que obtuve por dos episodios de Jane the Virgin. Uno es por 0,1 céntimos y el otro por 0,2 céntimos. Las compañías de streaming pueden hacerlo mejor”, afirmó.

El WGA pedía entre sus exigencias que el monto de residuales estuviera basado por el número de suscriptores en el extranjero. El monto, para los servicios con menos de 20 millones sería de 6.600 dólares hasta los 20.000 dólares para las plataformas con más de 75 millones de abonados. Los estudios contra ofertaron 1.000 dólares para los más pequeños y 8.000 para los más grandes. También se negaron a establecer una cifra de residuales por audiencia.

¿Cómo afecta a la industria?

Los talk shows han sido los primeros en verse afectado por el paro de labores, ya que los programas están sujetos a las noticias del día. Mientras dure la huelga, los escritores no pueden estar presentes en los estudios ni rodajes. No pueden escribir nuevos libretos ni modificar versiones anteriores. Así que los programas nocturnos de las cadenas de televisión encabezados por Jimmy Fallon en NBC; Jimmy Kimmel en ABC; Stephen Colbert en CBS han comenzado a emitir repeticiones.

La huelga tiene otras repercusiones. El conflicto afecta directamente a la negociación que el sindicato de directores comenzará la próxima semana. El contrato del DGA (Directors Guild of America) expira el 30 de junio. Este gremio no se ha ido a huelga en 40 años. Pero la discusión de los residuales en las plataformas de streaming, otro punto central en la mira de los directores, podría cambiarlo todo. Después de los directores tocará el turno al sindicato de actores, SAG-AFTRA.

El freno de los guionistas afectará al ritmo de una industria vital para California. Dependiendo a quien se pregunte, la huelga de 2007 dejó un impacto en la economía local de entre 500 millones, el cálculo más conservador, y los 2.100 millones de dólares (según el Instituto Milken). La de 2023 ralentizará todavía más un año que empezó flojo. FilmLa, la oficina del condado de Los Ángeles que asesora a las producciones, dijo que las filmaciones en la región han disminuido un 24% en el primer trimestre respecto al año pasado.

Paul Giamatti y Damian Lewis en un episodio de la serie 'Billions'.
Paul Giamatti y Damian Lewis en un episodio de la serie 'Billions'.

¿Qué series o películas dejarán de emitirse?

Saturday Night Live, el popular programa de sketches de NBC, que basa muchos de sus guiones en escritura de último minuto, ha anunciado que no habrá emisión el sábado. Pete Davidson iba a ser el anfitrión. Los últimos dos programas también están en riesgo de no salir al aire.

Los estudios creen que unas 600 producciones pueden verse paralizadas por la huelga. Algunas de estas son series de gran éxito como Hacks. La comedia de HBO/Max, ganadora de siete premios Emmy, ha anunciado que ha frenado el rodaje de su tercera temporada. Lo mismo ha sucedido con Yellowjackets de Showtime.

La solidaridad de los sindicatos con el WGA puede desencadenar nuevos problemas. Este jueves, choferes de los Teamsters, el sindicato más grande de EE UU, se negaron a cruzar con sus camiones los piquetes en los estudios donde se filmaba Billions en Nueva York. Esto retrasó varias horas la producción del drama protagonizado por Paul Giamatti. Este continuará con los guiones que ya están en manos de los productores. Retrasos similares también ocurrieron en el rodaje de American Horror Story.

“Si ustedes pintan una línea, los jodidos camiones se van a parar... La única forma en que vamos a vencer a estos hijos de puta es si lo hacemos juntos”, dijo Lindsay Dougherty, líder de la sección 399 de los Teamsters en una reunión el martes en Los Ángeles.

¿Cuándo notarán los espectadores el paro de guionistas?

Será difícil que en el corto plazo se vean cambios en la pantalla con la que Amazon Prime, Max o Netflix nos recibe cada noche. Las empresas tienen en sus catálogos mucha oferta. A esta se añaden los programas originales y películas que cada plataforma produce para hacerse más atractiva. Este contenido sirve de colchón a las compañías, que ya tienen la mayoría de títulos para el año listo. Lo mismo sucede con las películas del verano, que ya están listas para su estreno en la mayor época de recaudación del año. La oferta de las streamers podría afectarse para el próximo año dependiendo del tiempo que se extienda la protesta. Está por ver hasta cuándo cederán los estudios a la presión.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_