Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los guionistas de Hollywood, en huelga indefinida a partir del lunes

Los autores quieren una parte mayor de las ganancias por la venta de DVD y servicios para Internet y móviles

El sindicato de guionistas de cine y televisión de EE UU (WGA) ha anunciado que iniciará una huelga indefinida a partir del lunes, decisión que podría provocar la paralización de gran parte de los rodajes de la industria cinematográfica de Hollywood ya que más de 12.000 guionistas están afiliados al WGA.

El origen de esta huelga, la primera que tiene lugar en 20 años, está en una disputa con los productores sobre sus ganancias por la venta de los DVDs de las series de televisión y por los pagos por los programas que se ofrecen en Internet, en los teléfonos móviles y otro tipos de nuevos medios tecnológicos.

Los productores rechazan las demandas de los escritores ya que, según ellos, son inviables. Los analistas advirtieron de que cualquier tipo de huelga podría perjudicar severamente la producción de la industria. "Todo el mundo sabe lo que cuesta un DVD y que un guionista obtiene entre cuatro a cinco centavos por la venta del DVD", declaró el jueves en la noche el guionista Bryce Zabel. "Lo que estamos pidiendo son ocho (centavos), y ellos dicen que eso es vergonzoso", según el escritor.

Consecuencias en la industria

Los guionistas han recibido el apoyo del sindicato de actores, el Screen Actors Guild (SAG), aunque los 150.000 artistas afiliados a esta unión no prevén sumarse a la huelga.

Si la huelga se prolonga podría afectar a la programación televisiva casi inmediatamente, ya que las emisiones de dos talk show más populares en Estados Unidos, el de David Letterman y el de Jay Leno, podrían suspenderse por la el paro de sus guionistas.

En las producciones cinematográficas de Hollywood, el impacto no sería tan inmediato ya que la mayoría de los grandes estudios han asegurado que tienen ya ultimadas hasta cinco películas, con guiones suficientemente terminados -que no necesitan ser reescritos- y que podrían servir para llenar el vacío de esta huelga.

La huelga de la WGA en 1988 duró 22 semanas y costó a la industria más de 500 millones de dólares.