_
_
_
_

La maquinaria pesada destruye 1,3 kilómetros de calzada romana en León

El Gobierno castellano-leonés abre una investigación, mientras los arqueólogos denuncian los hechos ante el fiscal de Medio Ambiente

El camino trazado sobre la calzada romana de Castrocalbón (León), en una imagen cedida por los arqueólogos.
Vicente G. Olaya

De la calzada romana que atravesaba el municipio leonés de Castrocalbón ya solo quedan los carteles anunciadores. Entre el 13 y el 19 de marzo se construyó sobre ella un camino de cinco metros de ancho con maquinaria pesada, lo que ha supuesto la destrucción completa de 1,3 kilómetros de una vía de comunicación de hace casi 2.000 años. Isaac Moreno, uno de los mayores expertos de España en este tipo de infraestructuras de la Antigüedad, recuerda que “era una de las mejor conservadas de la provincia y de todo Castilla y León”. “Lo ocurrido es completamente inaceptable, inconcebible”, dice. De hecho, el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) abrió una investigación el pasado día 22, mientras que la Junta, por su parte, anuncia una inspección este martes 28 y la elaboración de un informe al respecto. Este periódico no ha podido contactar con el alcalde de la localidad.

La llamada calzada XVII del Itinerario Antonino ―una especie de guía Michelín romana, donde se detallaban las grandes vías y los lugares de descanso o mansiones, con sus correspondientes distancias―, discurría entre Asturica-Augusta (Astorga) y Braga (Portugal). En Hispania se contabilizaban 34. La bimilenaria infraestructura está incluida en el proyecto Vías Augustas de la Diputación de Zamora y se encuentra, en esta provincia como en la de León, perfectamente señalizada con carteles que explican su recorrido e historia.

Señal de tráfico que indica el desvío hacia la calzada romana de Castrocalbón.
Señal de tráfico que indica el desvío hacia la calzada romana de Castrocalbón.

Según los arqueólogos que la han estudiado y excavado en los últimos años, y que descubrieron escandalizados los daños tras la denuncia de un vecino, el Ayuntamiento de Castrocalbón decidió abrir el nuevo camino sobre la calzada utilizando “maquinaria pesada y motoniveladoras”. Isaac Moreno, por ejemplo, sostiene que “sorprende que el hecho se haya ocultado, no haya trascendido a los medios de comunicación y no haya sido denunciado ya en los juzgados de lo Penal, a pesar de constituir un delito gravísimo contra el patrimonio, como es la destrucción de un bien patrimonial catalogado, perfectamente conocido en la comarca y señalizado expresamente para el conocimiento de todo el mundo”.

La calzada XVII fue descubierta en el siglo XIX por el experto Enrique Gadea, que describió su trayecto por las provincias de León y Zamora ―unos 64 kilómetros― con gran precisión, a pesar de no contar con la tecnología actual. “Él fue el primero en verla, en encontrar los vestigios de las canteras de donde se extrajo la piedra y los hoyos que se dejaron en sus cercanías para construir el firme. Solo con técnicas de prospección aérea y observación de ortofoto hemos podido corregir algunos pequeños errores de Gadea en su encomiable esfuerzo”, explica Moreno.

Vista aérea del tramo de la calzada destruido por la maquinaria pesada. El cuadrado en rojo corresponde a un campamento romano junto a ella.
Vista aérea del tramo de la calzada destruido por la maquinaria pesada. El cuadrado en rojo corresponde a un campamento romano junto a ella.

El tramo destruido de la vía romana era visitable y numerosos carteles la identificaban desde hace años. En 2010, se llevaron a cabo las primeras excavaciones que confirmaron también varios yacimientos en el entorno de la calzada hasta el municipio de Fuente Encalada, a unos 10 kilómetros de distancia de Castrocalbón. Entre los puntos arqueológicos detectados junto a esta vía destaca, además, un campamento romano, ya próximo a la provincia de Zamora. Durante las investigaciones arqueológicas se encontraron dos miliarios (indicadores de distancias) que correspondían a los emperadores Valeriano y Galieno, del siglo III d. C.

Una de las arqueólogas que ha denunciado los hechos, y que prefiere mantener el anonimato, muestra su tremenda tristeza por lo ocurrido. “No tiene ningún sentido. Cuando lo descubrí el domingo, me puse a llorar. Lo reconozco. Lo han destrozado todo. ¿Por qué? Si los caminos rurales próximos están en muy mal estado y esos sí que tienen que arreglarlos, no la calzada romana XVII. Es completamente increíble. Han parado de nivelar el terreno y de machacarlo todo justo donde está el campamento romano. Este, por lo menos, se ha salvado ¿Por qué? Es todo un sinsentido”. Algo que respalda Moreno. “Ya está bien. Hasta aquí hemos llegado. Esto es el colmo. Esto es un delito. Voy a interponer denuncia ante la Fiscalía para que se tomen las medidas oportunas”.

Por su parte, un portavoz de la Junta de Castilla y León recuerda que “una vez que se ha recibido en la Dirección General de Patrimonio la denuncia sobre la supuesta destrucción de la calzada romana que discurre por la localidad de Calzada de Valdería [pedanía de Castrocalbón], se ha contactado con el Servicio Territorial de Cultura de León con el fin de que se gire vista técnica para contrastar los hechos”. El Gobierno castellano-leonés asegura que “a la vista del informe que emita el técnico se adoptarán las medidas oportunas que contempla la normativa”.

La experta consultada por este periódico y que ha participado en las excavaciones de la calzada, se muestra muy escéptica con lo que pueda suceder a partir de ahora. “Sí, habrá sanciones. Posiblemente. Los vecinos de Castrocalbón con los que he hablado dicen que se van a manifestar por lo sucedido. Pero, ¿para qué va a servir? Ya está todo destrozado. No aprendemos nada. Estoy muy triste”.


Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Vicente G. Olaya
Redactor de EL PAÍS especializado en Arqueología, Patrimonio Cultural e Historia. Ha desarrollado su carrera profesional en Antena 3, RNE, Cadena SER, Onda Madrid y EL PAÍS. Es licenciado en Periodismo por la Universidad CEU-San Pablo.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_