¿Especulación, algoritmos locos o codicia? El misterio de los libros de segunda mano con precios desorbitados

En algunas plataformas digitales como Amazon o Iberlibro pueden aparecer volúmenes con precios de cientos o miles de euros

Un hombre hojea un libro en la librería de segunda mano Re-Read de Martínez Campos, Madrid.
Un hombre hojea un libro en la librería de segunda mano Re-Read de Martínez Campos, Madrid.MOEH ATITAR

Los libros nuevos tienen un precio fijo en España, marcado por la ley: todos los libreros, quioscos, grandes superficies, etcétera deben venderlos a cambio del mismo número de euros (se pueden rebajar un 5% si el vendedor lo desea, y hasta un 10% en ferias y festividades librescas). Pero, una vez comprado, un libro nuevo sufre una metamorfosis para convertirse en otro ente: un libro de segunda mano. Y el precio de un libro de segunda mano sigue una lógica borrosa. Algunos pasan a costar casi nada, arrojados a tristes montones en las puertas de las librerías de viejo. Pero otros alcanzan precios desorbitados, perseguidos por coleccionistas u ofertados en páginas de internet. ¿Qué determina esas cifras?

“En cuanto se compra un libro baja radicalmente de precio, como cuando se compra un coche”, explica Beatriz Miguel, responsable de la librería Salambó y presidenta de Libris, la asociación que organiza la Feria del Libro Viejo y Antiguo de Madrid. Pero eso no significa que al venderlo en el mercado de segunda mano vaya a ser más barato. “Unos cuestan un euro y otros 100, lo que puede parecer un misterio para el profano”, añade. Eso dependerá del juicio del librero y de otras cuestiones como la rareza, el estado de conservación, las modas de la demanda o la antigüedad: una primera edición de un libro importante tiene su valor. Si viene firmada por el autor, más.

Portada de la primera edición del 'Ulises' de James Joyce, publicado en París por Sylvia Beach.
Portada de la primera edición del 'Ulises' de James Joyce, publicado en París por Sylvia Beach.

Por ejemplo, una primera edición del Ulises de James Joyce se vendió en Londres en 2009 por unos 312.000 euros, el precio más alto pagado hasta aquella fecha por una primera edición del siglo XX. Aunque hay gente que no entiende de libros antiguos y que, en su ignorancia, puede llegar a vender valiosas primeras ediciones por tres euros en un mercadillo, haciendo que los precios de estas piezas se contraigan. Conviene prestar atención a los chollos. “Pero el mercado español no es como el anglosajón, donde puede uno comprarse un piso vendiendo un libro valioso. En España las élites adineradas no compran libros”, explica Miguel.

Además de las características físicas, editoriales o históricas, en la valoración de un libro también pueden entrar cuestiones personales. “Una biblia de 150 años que ha sido conservada generación tras generación puede que sea una reliquia con gran valor sentimental para la familia propietaria, pero para un coleccionista o un vendedor puede ser, simplemente, otro libro muy manoseado”, explica la web de la plataforma de compraventa de libros antiguos y usados Iberlibro. Para salir de dudas siempre puede uno recurrir a un profesional del sector: un tasador de libros.

Algunos libros que llegaron a costar más de lo que valían

Un caso curioso es la biografía del ingeniero francés Eugène Freyssinet (1879-1962) escrita por José Antonio Fernández Ordóñez y publicada por la editorial 2c Ediciones en 1978. Hacía tiempo que el libro estaba descatalogado y se había convertido en un título de culto cuando a principios del año pasado fueron hallados por sorpresa 600 ejemplares intactos en un trastero de la casa del autor, fallecido en 2000. La familia decidió ponerlas a la venta a un precio asequible a través de la editorial Cinter, especializada en libros técnicos sobre ingeniería y arquitectura: 35 euros cada una, presentada en una caja diseñada ad hoc y envuelta en papel de seda, a pesar de que podrían haber obtenido mucho más en el mercado de segunda mano, hasta unos cuantos cientos de euros por ejemplar. Pero no querían especular.

Este otoño, Cinter ha publicado una nueva edición del mismo libro con vocación de facsímil, respetando al máximo la original, manteniendo la paginación, con trabajo de digitalización, retoque de imágenes y una maqueta ajustada página a página que la convertía prácticamente en una vuelta a la vida de la edición original. Todo a 40 euros. Prefirieron, una vez más, un precio asequible: “No queremos blanquear esas prácticas especulativas, sino combatirlas”, dice Valentín Alejándrez, editor de Cinter. La sorpresa ha sido comprobar que en paralelo se están revendiendo en internet muy inflados de precio varios ejemplares de la primera edición que Cinter lanzó el año pasado a 35 euros, seguramente acaparados entonces por compradores con este objetivo. En el momento de escribir estas líneas, el ejemplar de segunda mano se encontraba a 399,99 euros en el marketplace de La Casa del Libro. Al editor no le ha sentado demasiado bien.

Alejándrez ha reflexionado sobre esta especulación en el mundo del libro: “A veces, cuando se descataloga un título, aparecen en las plataformas de venta de segunda mano y en las librerías de viejo y de libros usados ejemplares en perfecto estado, como nuevos, a precios desorbitados”. Los títulos descatalogados son una excepción a la ley del libro y pueden tener cualquier precio. “Pero me atrevo a decir que es inmoral”, continúa el editor, “ya que el beneficio que se obtiene con esa operación solo recae en el revendedor y ni siquiera la autoría del libro, que es la parte más importante, ve recompensada su propiedad intelectual del mismo”.

Portada del manual 'The Making of a Fly', de Peter Lawrence, que llegó a tener un precio en Amazon de miles de millones de dólares
Portada del manual 'The Making of a Fly', de Peter Lawrence, que llegó a tener un precio en Amazon de miles de millones de dólares

A veces las anomalías en los precios tienen que ver con la acción de los algoritmos cuando nadie los mira: ocurrió con el manual The Making of a Fly, de Peter Lawrence. Es un libro académico que trata sobre la genética de moscas como la Drosophila melanogaster, muy utilizada en laboratorios biológicos, o sea, un libro muy alejado de lo que podemos imaginar como un superventas. En 2011 sucedió lo más extraño: su precio en Amazon alcanzó primero los 1.700 millones de dólares para luego subir, unas horas más tarde, a casi 23.700 millones dólares (más gastos de envío). Un libro solo al alcance de megamillonarios como Elon Musk, que se compró Twitter por solo algo menos del doble de esta cifra. Esta distorsión absurda tenía su origen en el algoritmo que fijaba los precios de manera automática y a través del cual dos librerías competían entre sí, sin supervisión humana, tratando de generar beneficio, pero provocando estos precios, más que astronómicos, cosmológicos. Por un libro de moscas.

Libros caros sin motivo: si cuela, cuela

No hacen falta máquinas actuando ciegamente para subir los precios, también lo hacen los humanos solitos. Hay personas que, con la finalidad de obtener jugosos beneficios, aumentan los precios artificialmente. Pero hay que tener en cuenta que los libros que se ofertan en las plataformas digitales a precios sin sentido no se suelen vender. Quizá nadie llegue a pagar esos precios, de modo que lo que se muestra no es su verdadero valor. Así que, además de libreros sensatos y con conocimiento, en las plataformas hay vendedores poco informados o aventureros que ponen los precios a boleo. Esto estuvo en el origen de un caso que relató The New York Times, que investigaba por qué un libro normal y corriente, una novela de la escritora romántica estadounidense Deborah MacGillivray titulada One Snowy Knight, se ofertaba por más de 2.600 dólares en Amazon. La explicación no tiene mucha ciencia: si cuela, cuela, y si por casualidad el vendedor consigue encasquetarlo, obtendrá un gran beneficio. Se trata de tener suerte y pescar a un internauta ingenuo.

Imagen del 'Cantique des Cantiques de Salomon', que llegó en la plataforma Iberlibro a los 36.050 euros
Imagen del 'Cantique des Cantiques de Salomon', que llegó en la plataforma Iberlibro a los 36.050 euros

En el caso de los libros antiguos, de coleccionismo, de la bibliofilia, entramos en otro mundo: el alto precio sí puede estar justificado, por cuestiones de rareza y coleccionismo. En la última temporada, el libro más caro de Iberlibro fue el Cantique des Cantiques de Salomon, una edición francesa de 1931 del célebre poema erótico bíblico, con grabados en madera de Eric Gill, del que solo se crearon ocho copias. Alcanzó en la web los 36.050 euros. La especulación con material libresco… ¿es una buena forma de enriquecerse? “No creo”, agrega la librera Beatriz Miguel, “para especular estoy segura de que hay cosas mejores que los libros”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Sergio C. Fanjul

Sergio C. Fanjul (Oviedo, 1980) es licenciado en Astrofísica y Máster en Periodismo. Tiene varios libros publicados y premios como el Paco Rabal de Periodismo Cultural o el Pablo García Baena de Poesía. Es profesor de escritura, guionista de TV, radiofonista en Poesía o Barbarie y performer poético. Desde 2009 firma columnas y artículos en El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS