Telecinco aplaza su estreno estrella ‘Operación Camarón’ a siete días de su salida a las salas

Los distribuidores temen que el coronavirus afecte a la asistencia a los cines españoles

Imagen de 'Operación Camarón'.
Imagen de 'Operación Camarón'.

En una decisión sorprendente por la importancia del estreno, la productora Telecinco Cinema y la distribuidora Disney han aplazado el primer pase de su comedia Operación Camarón, de Carlos Therón, del próximo viernes 13 de marzo al 11 de septiembre. Fuentes de la industria apuntan a que las distribuidoras, no solo Disney, están muy preocupadas con el comportamiento en las próximas semanas de la taquilla, que podría descender vertiginosamente según vayan aumentando los enfermos por el coronavirus en España. Operación Camarón era la novedad de la cartelera más potente del viernes 13 y ya se habían realizado los pases de prensa. Sus entrevistas de promoción, previstas para el próximo martes, también han quedado anuladas.

Aunque en la industria del cine son habituales los cambios de fecha de los estrenos, nunca se había visto postergar un estreno español de este tamaño, y a solo siete días, con campañas de publicidad contratadas y con la maquinaria de promoción de Telecinco lanzada. Se preveía que iba a salir en cerca de 400 pantallas. Telecinco Cinema solo lanza un puñado de películas cada temporada. En 2020 ya ha estrenado Adú, de Salvador Calvo, que encara su sexta semana en cartel en 357 salas y ha recaudado ya 5,8 millones de euros. Llevar al 11 de septiembre Operación Camarón –una comedia protagonizada por Julián López, Carlos Librado, Nene, y Natalia de Molina sobre un policía infiltrado en una banda de trap– es un movimiento considerado casi un terremoto para la exhibición española. Por otro lado, la tercera película programada por Telecinco para 2020, Malnazidos, que ocupaba ese 11 de septiembre, se ha quedado con su estreno en el aire. Con bastante dinero ya invertido en la promoción, y por tanto perdido, muy malas tienen que ser las previsiones de la taquilla española en las próximas semanas para que se produzca esta postergación. Hasta ayer, la asistencia a los cines en España se estaba manteniendo en cifras similares (bajas) a las de las mismas fechas de 2019. Fuentes de la película aseguran: “Hemos reconsiderado su fecha de estreno”, sin querer especificar los motivos.

Otras películas españolas, como El inconveniente, de Bernabé Rico, con Juana Acosta y Kiti Manver, con fecha de estreno inicial el 3 de abril, se están planteando aplazar su salida. El motivo es claro: títulos de tamaño mediano o pequeño que empezarían ahora a invertir dinero en publicidad y en su campaña de lanzamiento en medios de comunicación temen perder ese dinero si en un mes la epidemia de coronavirus ha afectado a más personas y puede plantearse, como en China, el cierre de salas. En cambio, quienes estrenen en las próximas semanas ya han realizado un gasto que les obliga a aguantar con las fechas previstas. Solo una gran compañía puede realizar un aplazamiento a tan pocos días de su llegada a las carteleras.

En el cine mundial, el caso español es solo uno de tantos. La última entrega de James Bond, Sin tiempo para morir, aplazó su estreno en todo el mundo del 2 de abril al 25 de noviembre. Aquí hay que contemplar también la taquilla china, la segunda en importancia en el mercado cinematográfico: allí hay 70.000 pantallas cerradas en la actualidad. Otros eventos de cine ya se han visto alterados: el South by Southwest (SXSW) de Austin (Texas), que aúna música, cine e informática, y que iba a empezar el próximo viernes, está anunciando cancelaciones de conciertos y compañías discográficas como Sony, Warner o Universal han confirmado que no asistirán al certamen. La división de cine de Sony ha cerrado las delegaciones de Londres, París y Varsovia y enviado a sus trabajadores a casa. El rodaje en Italia de Misión: Imposible 7 se ha cancelado. El estreno en China de Mulan ha sido aplazado sine die, mientras en el resto del mundo se estrenará el 27 de marzo. Y los premios de Bollywood IIFA, a celebrar en dos semanas, también han quedado postergados sin fecha. En cambio, el festival de Cannes sigue adelante a pesar de que el Gobierno francés ha prohibido reuniones de más de 5.000 personas en recintos cerrados hasta el 31 de mayo. En la sala más grande del palacio de festivales caben 2.300 personas y el certamen ha anunciado hoy que la rueda de prensa de presentación de la sección oficial de la próxima edición, que se celebrará del 12 al 23 de mayo, tendrá lugar el 16 de abril.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50