Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez investiga por daños al patrimonio al exdirector del CAC de Málaga

Según el auto, Fernando Francés encargó al artista Invader la instalación de 15 mosaicos en fachadas de edificios del centro histórico

Mosaico que el artista Invader colocó en la fachada del Palacio Episcopal de Málaga, edificio catalogado como Bien de Interes Cultural.
Mosaico que el artista Invader colocó en la fachada del Palacio Episcopal de Málaga, edificio catalogado como Bien de Interes Cultural.

Franck Antony Slama, artista urbano conocido como Invader, colocó entre el 19 y el 21 de mayo de 2017 15 mosaicos en otros tantos edificios del centro histórico de Málaga. Dos de ellos, el Palacio Episcopal y el Palacio de Salinas, catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC). Lo hizo sin el consentimiento de los propietarios de los inmuebles y causando daños a las fachadas. Pero sí bajo el conocimiento y soporte de Fernando Francés, entonces director del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga y hasta hace poco secretario general de Innovación Cultural y Museos de la Junta de Andalucía. Según Invader, el responsable del CAC, “conocía, apoyaba y financiaba” su intervención. Por su parte, Francés alega “no saber nada” del asunto.

Todo ha quedado recogido en un auto judicial, firmado por Juan Carlos Velasco, magistrado-juez del Juzgado de Instrucción número 6 de Málaga, quien investiga a ambos por “un presunto delito de daños sobre el patrimonio histórico” y ha acordado continuar con la causa. El procedimiento arrancó en la primavera de 2017, tras una queja del Obispado de Málaga y una querella presentada por la Fiscalía de Málaga contra Invader y Fernando Francés. El juez considera ahora que el artista urbano es el “autor material” de la colocación de los mosaicos, actuación que realizó “en virtud de un acuerdo previo con Fernando Francés”. A él se le considera “autor intelectual” de una intervención que conocía. Según el auto, también sabía que no existían autorizaciones para ello. Representantes de los inmuebles, entre los que se incluye al propio Ayuntamiento de Málaga y al Obispado, confirmaron en su declaración no haber otorgado ningún permiso.

Un informe de la Guardia Civil asegura que en las fachadas donde los mosaicos ya han sido retirados hay daños, “con el consiguiente perjuicio económico para los titulares de los edificios”. El documento incluye una valoración económica para la rehabilitación de las fachadas: 9.060,30 euros.

El artista ha dado una versión diferente. Dice que desde el CAC se estaba “perfectamente al corriente” de su viaje y del motivo del mismo. Entre los correos electrónicos que ha aportado para demostrarlo -que Francés considera sin relevancia o que “están sacados de contexto para crear confusión”- hay un cruce de preguntas con dudas y respuestas con detalles entre los equipos de los investigados. Algo que, para el juzgado, evidencia “la implicación de Francés también en los preparativos” de la colocación de los mosaicos.

Uno de los mosaicos de Invader en Málaga.
Uno de los mosaicos de Invader en Málaga.

“Nosotros lo tanteamos para hacer una intervención dentro del festival Málaga Arte Urbano Soho, pero como el evento se suspendió, pues no se hizo”, explicó Francés en abril pasado a EL PAÍS, subrayando que él no tenía ningún tipo de vinculación con la actuación de Invader. En mayo de 2017, Francés era director del CAC Málaga, centro del Ayuntamiento de Málaga pero de gestión privada. En febrero de 2019 asumió el cargo de Secretario General de Innovación Cultural y Museos de la Junta de Andalucía, del que dimitió seis meses después.

El documento judicial refleja que la relación entre Invader y Fernando Francés comenzó en 2015, cuando el entonces director del CAC se desplazó a París para, supuestamente, proponerle una exposición. El artista visitó Málaga en 2016, pero fue en 2017 cuando realizó el trabajo. El artista urbano estuvo en Málaga entre el 15 y el 24 de mayo de 2017, fechas en las que colocó los 15 mosaicos de la causa. Él mismo lo confirmó a Francés en una cena el 20 de mayo. Invader colocó otros 14 mosaicos en distintos puntos de la ciudad, en edificios sin protección urbanística.

Por todo ello, el juzgado considera “acreditado” que Franck Antony Slama procedió a instalar 15 mosaicos en las fachadas de diversos edificios del Conjunto Histórico de Málaga. El juez ha decidido así continuar con el procedimiento y da un plazo de 10 días para que las partes formulen escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información