Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Invader sigue evitando a la justicia

El juzgado no ha podido aún localizar al artista urbano francés

Debía acudir hoy a su tercera citación para declarar en Málaga por un delito contra el patrimonio histórico

Mosaico que el artista Invader colocó en la fachada del Palacio Episcopal de Málaga, edificio catalogado como Bien de Interes Cultural (BIC).
Mosaico que el artista Invader colocó en la fachada del Palacio Episcopal de Málaga, edificio catalogado como Bien de Interes Cultural (BIC).

El artista urbano conocido como Invader ha desaparecido del mapa. El juzgado sigue intentando que declare por un presunto delito contra el patrimonio histórico. Hasta hoy martes, ha sido imposible. El creador francés no fue localizado para su cita del 15 de enero, ni para la del 13 de febrero y, esta mañana, tampoco. El juzgado de instrucción número 6 de Málaga no ha podido contactar con él a las 10.30 horas para que declarase por videoconferencia ante el juez. A Invader se le considera el autor de la instalación de 15 mosaicos en edificios protegidos de la capital sin autorización, pero sigue sin responder ante la justicia.

Se abren ahora diversas posibilidades, entre las que caben la reiteración de su citación o que se dicte una orden internacional de búsqueda y captura contra el artista. También que el procedimiento continúe mientras se le localiza para no retrasar más una causa en la que también está investigado Fernando Francés, exdirector del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga y actual Secretario General de Innovación Cultural y Museos de la Junta de Andalucía. La Fiscalía de Medio Ambiente se querelló en enero de 2018 contra ambos. Y si al artista se le achaca ser quien instaló los 15 mosaicos en inmuebles del centro histórico con protección urbanística, a Francés se le atribuye ser supuestamente quien concertó dicha actuación, que se llevó a cabo a finales de mayo de 2017.

Como ocurrió en las dos ocasiones anteriores, fuentes judiciales subrayan que hasta ahora la policía francesa no ha localizado a Invader. Y ello a pesar de que la Guardia Civil lo identificó en junio del año pasado, como le pidió el juzgado, en parte gracias a que ya fue detenido en la ciudad de Nueva York en octubre de 2013. Entonces fue sorprendido en plena invasión artística por una patrulla policial en el distrito de Brooklyn.

La investigación inicial partió de un equipo de la Policía Local de Málaga y la documentación más tarde llegó al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil. En ella se recoge que Invader, probablemente junto a un equipo de colaboradores, colocó entre el 19 y el 21 de mayo de 2017 hasta 15 mosaicos en las fachadas de diversos edificios del Conjunto Histórico de Málaga, dos de ellos —el Palacio de Salinas, donde colocó un pulpo azul y el Palacio Episcopal, al que adhirió una bailaora flamenca— incluidos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como bienes de Interés Cultural y la categoría de monumentos. Lo hizo sin autorización, ni de Patrimonio Histórico de Andalucía, ni de los propietarios de los edificios en cuestión. La intervención artística incluía otros 14 mosaicos en otros puntos de la ciudad, para un total de 29 obras.

La Fiscalía cree que, “con claridad” que Fernando Francés también participó en los hechos ya que, en su condición de director del CAC, concertó con Invader la colocación de los mosaicos. Lo deduce después de que el equipo del Centro de Arte Contemporáneo enviara correos electrónicos a diversos propietarios de edificios del centro histórico para solicitar la autorización de la intervención artística. En la mayoría de los casos obtuvieron respuesta negativa, “pese a lo cual se llevó a cabo la colocación de los citados mosaicos”, según se recoge en el escrito del Ministerio Fiscal.

Francés declaró el 11 de junio del pasado año y, según su abogado, Fernando Taboada, negó los hechos de los que se acusa y aseguró no conocer a la persona que se oculta tras el sobrenombre de Invader. En el caso también han declarado diferentes testigos, personas perjudicadas por los hechos y propietarios de los edificios afectados, así como un Policía Local de Málaga y agentes del Seprona de la Guardia Civil.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >