Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cultura no cotiza en campaña

Para conocer los planes de los partidos en este sector hay que revisar sus programas. Las prioridades van del mecenazgo del arte a la reivindicación de héroes patrios

'Brutalismo', obra de Marlon de Azambuja, expuesta en la pasada edición de la feria de arte Arco.
'Brutalismo', obra de Marlon de Azambuja, expuesta en la pasada edición de la feria de arte Arco.

El Consejo de Ministros podría aprobar mañana el reglamento que, dentro del Estatuto del Artista, hará compatible que los creadores jubilados puedan cobrar a la vez la pensión y los derechos de autor de sus obras. Este anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el segundo debate electoral celebrado el martes en Atresmedia, es uno de los pocos huecos por lo que se ha colado la cultura en campaña. Para saber cuáles son los planes de los partidos en este ámbito —que en 2017 aportó el 3,3% del PIB y el 3,7% del empleo total en España, según las cifras del Ministerio de Cultura— hay que acudir a los programas electorales.

Con una presencia desigual y en general escasa en los documentos —ocupa el 2% de las páginas del texto del PP y el 5,7% de las del PSOE—, las propuestas gravitan en torno al desarrollo de ese Estatuto del Artista aprobado en diciembre (que reconoce las especificidades de este colectivo a la hora de cotizar, pagar impuestos y recibir prestaciones); la fiscalidad de las industrias culturales, una eternamente prometida ley de mecenazgo y la defensa de los derechos de autor.

PSOE: jóvenes creadores y dinero para el cine. El PSOE quiere mantener el Ministerio de Cultura —con el PP estaba dentro del departamento de Educación— y alcanzar un Pacto de Estado para garantizar un modelo sostenible de crecimiento y apoyar a los jóvenes creadores. Lo más llamativo de su programa es algo que ya habían prometido en las anteriores elecciones: que una parte de lo recaudado en los sorteos de la Lotería Nacional vaya a la financiación del cine. Otra medida importante es la creación de un Plan Estratégico para el desarrollo de las industrias culturales y de la creatividad.

Además de una nueva Ley de Mecenazgo (en la que coinciden todos los partidos) que facilite la llegada de nuevas fuentes de financiación, el PSOE quiere fomentar el patrimonio histórico con medidas que faciliten su conservación, protección y difusión.

PP: un plan de museos y otro de tauromaquia. El programa cultural del PP es limitado y somero. Recuperan una vieja promesa que no llegaron a poner en marcha durante su anterior mandato: la creación de la Fiscalía de protección intelectual. También proponen un plan para mejorar los museos, los archivos y las bibliotecas estatales, con una “adecuada” dotación de recursos humanos; durante sus dos últimas legislaturas en el Gobierno han sufrido dos conatos de huelga de funcionarios vigilantes de museos. También asegura el programa del PP que “impulsarán” la apertura del Museo de las Colecciones Reales, que debía haber abierto, con Rajoy de presidente, en 2017. Y, mientras el PSOE ni lo menciona, el PP quiere crear un Plan Nacional de Tauromaquia.

Podemos: derechos de autor y centros comarcales. Podemos centra su interés en el impulso de una red de centros culturales ciudadanos en cada comarca; cultura para rescatar a la España vaciada, con formas de cogestión de los vecinos. El partido de Pablo Iglesias saca la bandera española en defensa del cine, al que quiere ayudar rebajando su “desventaja con respecto a las grandes distribuidoras multinacionales”, es decir, su poderío de promoción y la ocupación de salas con sus estrenos.

El punto más delicado de su programa son los derechos de autor, limitados, apuntan, por los derechos de los usuarios: “Hay que fomentar la flexibilidad en los modelos de difusión de la cultura y la necesidad de hacer posibles nuevos usos legales y gratuitos de obras protegidas en el ámbito de la enseñanza, la investigación y la creación”. A la vez, propone devolver al poder judicial la competencia exclusiva del bloqueo de webs piratas, que la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual dejó en manos de la Administración en el caso de páginas reincidentes.

Ciudadanos: contra la piratería y la historia negativa. Ciudadanos quiere reforzar la lucha contra la piratería, con más recursos a la Comisión de Propiedad Intelectual y juzgados especializados. Además de algunas ideas que han sido desarrolladas por el Gobierno del PSOE —como un mayor apoyo a la Real Academia Española—, la formación de Albert Rivera sorprende con un “plan de apoyo a la difusión de la historia española”. “Queremos revertir la interpretación en ocasiones gravosa y negativa del papel que España ha protagonizado en la historia, fomentado por la llamada leyenda negra, que ha devaluado injustificadamente la imagen de nuestro país”, dice su programa.

Vox: patrimonio y defensa del español. El patrimonio es el punto que más espacio ocupa del apartado cultural de Vox, con iniciativas de defensa, restauración, educación e, incluso, expropiaciones forzosas para quienes lo pongan en peligro. También hablan de la defensa del español —a través de la RAE y el Instituto Cervantes— y de la revindicación de la historia de España y sus héroes. “Se tendrá una especial atención a la difusión de la historia de España, y de aquellos españoles cuyas hazañas y gestas por todo el mundo son ejemplo para generaciones posteriores, contrarrestando así, con la historia real, las múltiples falsedades y manipulaciones promovidas desde los secesionismos, especialmente el catalán y el vasco”. Completa su programa cultural un IVA reducido para las actividades culturales, exenciones fiscales y ley de mecenazgo para el patrimonio.

Artistas, toros y mucha ausencia en los mítines

J. MARCOS / E. GARCÍA DE BLAS / N. JUNQUERA / A. MARCOS

Los candidatos a las elecciones del próximo 28-A suman a estas alturas de campaña electoral decenas de mítines por toda España. Centenares de horas en las que la cultura ha brillado, en general, por su ausencia. Por parte del PSOE, Pedro Sánchez solo ha aludido a la aprobación del Estatuto del Artista, del que todavía queda parte por desarrollar. Mientras, los líderes de Podemos (Pablo Iglesias) y de Ciudadanos (Albert Rivera) no han hecho mención destacable o, si la han hecho, ha sido tan sutil que ha pasado desapercibida. Desde el PP, Pablo Casado sí ha hecho muchas alusiones durante sus mítines al apartado de cultura de su programa, pero solo en lo referido a un punto, el del apoyo a los toros que, según el líder conservador, el PSOE quiere prohibir.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información