Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Álex Ollé, director de la Fura dels Baus, se disculpa por los lazos amarillos en el estreno de la temporada en el Real

Dos miembros del equipo de 'Faust' salieron a saludar en el estreno de la temporada con símbolos de apoyo a los presos independentistas catalanes

La gente del teatro sabe que el amarillo encima de un escenario trae mala suerte. Pero este miércoles, tras la representación del Fausto que abría la nueva temporada del Teatro Real, eso fue un detalle sin importancia para Alfons Flores y Lluc Castells, escenógrafo y figurinista del espectáculo. Salieron a saludar con sendos lazos amarillos, como símbolo de protesta ante la prisión decretada a políticos independentistas, y se armó el escándalo con un alboroto de protestas por parte del público. Ni Alex Ollé, director escénico y miembro de la Fura dels Baus, ni el resto del equipo artístico y técnico lo sabían. Ollé se muestra desolado por el incidente. “Lo siento mucho. No podemos instrumentalizar el teatro para esto”, asegura a EL PAÍS.

No son las únicas disculpas que pide Ollé. Desde la medianoche del miércoles lleva haciéndolo sin cesar. Por la mañana ha enviado una carta al Teatro Real, que también se ha disculpado ante el público, con la misma argumentación: “La cultura es un patrimonio de todos y, por lo tanto, debe estar libre de cualquier instrumentalización partidista”.

Por su parte, Ollé manifestaba a EL PAÍS que no tenía ni idea de la intención de Flores y Castells. “Se lo hubiera advertido. La Fura dels Baus no se ha manifestado nunca ante el conflicto precisamente porque dentro del grupo conviven varias sensibilidades. Por tanto, no tenemos una posición común. Cuando sí existe, hay veces que lo dejamos patente, como hemos hecho ante diferentes problemas sociales o dramas como el de los refugiados”, asegura.

De hecho, Ollé, tras la representación subió a disculparse ante los Reyes, que asistieron al estreno. Don Felipe y doña Leticia conversaron con él y la Reina, de hecho, le felicitó por el espectáculo. En su carta al teatro, Ollé especifica: “Lamento profundamente lo sucedido esta noche. Estoy desolado ya que considero que los hechos han sido totalmente desafortunados y fuera de lugar. En mi opinión no se deben de mezclar los posicionamientos políticos personales con el ámbito profesional. También me gustaría hacer hincapié en el hecho de que dicho suceso no tiene nada que ver con la compañía La Fura dels Baus a la cual yo represento. Se trata de dos colaboradores que no forman parte de dicha compañía, por lo que me gustaría que no se vincularan los hechos ocurridos esta noche con el nombre del grupo”.

Alfons Flores aclara que fue una acción absolutamente privada. “Aún así si mi protesta ha perjudicado el trabajo de mis compañeros, lo lamento. Fue una manifestación por parte de Lluc Castells y mía ante una situación que consideramos injusta y que nos provoca mucho dolor, la de los presos”, asegura a EL PAÍS. Se encuentra un tanto abrumado por la reacción del público. No es la primera vez que luce el lazo en un escenario. “Me pareció pertinente protestar, si no tengo derecho a eso, me siento mal. La gente de teatro, toda la vida nos hemos manifestado contra lo que consideramos mal. No somos extraterrestres. Me entristece no poder expresarme”, afirma.

Joan Matabosch, director artístico del Real, lamenta también que lo que pudo haber sido un éxito se convirtiera en altercado: “Lo más triste es que el trabajo de meses de un equipo involucrado, el resultado de una representación que fue maravillosa se haya visto empañada por algo completamente ajeno al arte del teatro”.

Más información