Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura quiere que las compañías nacionales salgan de Madrid y recorran España

El ministro Guirao explica en su estreno en el Congreso sus planes para unificar la promoción cultural en el exterior y aprobar una nueva ley del deporte

El ministro de Cultura, José Guirao, en la Comision de Cultura del Congreso de los Diputados.
El ministro de Cultura, José Guirao, en la Comision de Cultura del Congreso de los Diputados.

El nuevo ministro de Cultura y Deportes, José Guirao se ha estrenado hoy en el Congreso de Diputados, en la Comisión de Cultura, con una intervención prudente y sosegada en la que no ha habido ningún anuncio de calado, sino una exposición de sus planes. Significativo ha sido su gesto de empezar por el deporte, normalmente casi ninguneado y desplazado al final, para manifestar su intención de promulgar una nueva ley de Deporte que actualice la de 1990, que ha quedado “anticuada”. “Hay que adaptar la regulación a los cambios que ha habido en el país”, ha señalado. No ha dado más detalles y ha emplazado a la conferencia sectorial del deporte convocada el 23 de julio para abordar la cuestión.

En lo que está ya metido de lleno el ministro es en la profunda reforma del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y Música (INAEM), que anunció tras suprimir la fusión de los teatros Real y de la Zarzuela. “La organización administrativa no está a la altura de los tiempos. Las unidades de producción el INAEM, aunque tienen su sede central en Madrid, son instrumento y embajadores de creación para todo el territorio. Queremos reformar el INAEM para potenciar en todo el sistema giras nacionales e internacionales y que las producciones recorran todo el territorio nacional”, ha destacado.

Con ello se refería a un viejo problema administrativo y sobre todo económico, que dificulta que los conjuntos y compañías nacionales de teatro, danza o música, salgan de Madrid para ofrecer sus actuaciones, financiadas por todos, por España. Mover a los miembros de las compañías, incluidos los técnicos, precisa de un gran presupuesto y la coordinación con las instituciones autonómicas.

Dado su tono sereno y su estrategia de evitar pisar cualquier charco, con la experiencia de haber dirigido un transatlántico como el Museo Reina Sofía, sí ha llamado la atención su incisiva alusión a la necesidad de coordinar la política de promoción cultural en el exterior, una asignatura pendiente, y que no vaya cada uno por su cuenta. Es necesaria “la coordinación entre los departamentos del Estado. Entre el Instituto Cervantes, Acción Cultural Española, y la red de centros de Iberoamérica”, ha dicho. Para ello rescatará un plan de acción del 2011, un sistema institucionalizado de coordinación, para evitar que cada uno “uno vaya por su cuenta”.

Crisis en la SGAE

Guirao también ha recono que la "reciente crisis vivida" en la SGAE es un "motivo de muy seria preocupación", por lo que no descarta recurrir a "medidas de tutela", además de recordar al sector cultural que contar con una la Ley de Mecenazgo "no dependerá" solo de los agentes culturales.

"La reciente crisis vivida en la SGAE es un motivo de muy seria preocupación para este Ministerio, que estará pendiente de su evolución y no dudará en recurrir a las medidas de tutela que confiere la ley para garantizar que los principios (de derechos de autor) se cumplan", ha señalado Guirao.

En su primera comparecencia en la Cámara Baja tras su nombramiento como ministro, Guirao ha repasado la actual situación del sector, centrándose en una futura Ley de Mecenazgo que quiere abordar pero teniendo en cuenta que "hay que ser consciente de que en este tema" no solo depende de Cultura.

"Pese a ser muy demandado, no dependemos de nosotros mismos. Trabajaremos para constituir un grupo de trabajo coordinado con Hacienda y con presencia de Educación, Transición Ecológica y Ciencia e Innovación", ha defendido, al tiempo que ha puesto al micromecenazgo como ejemplo de alternativa. "Hay que olvidarse de que solo son grandes operaciones de grandes instituciones, sino que también hay que ir al micromecenazgo y que toda la sociedad participe", ha añadido.

En cuanto al cine, ha celebrado la reciente bajada del IVA al 10% esperando "a ver cómo redunda en la afluencia de los espectadores". "Pero es una magnífica oportunidad de decirle a la gente que esto se mueve y queremos que vuelvan al cine", ha destacado Guirao, tras recordar la tramitación de una nueva Orden para ajustar las ayudas previstas en la Ley del Cine cuya "convocatoria está prevista de manera inmediata".

También ha hablado de la ampliación del Museo del Prado con el Salón de Reinos, "sin ocultar las dificultades financieras" de esta propuesta pero que se trata de "un proyecto básico" que "seguramente a final de año" comenzará su ejecución. Además de felicitar a la pinacoteca por su "extraordinaria capacidad de generar recursos propios", también ha puesto como ejemplo de gestores que "consiguen alto grado de recursos propios" al Museo Thyssen y al Teatro Real.

Los portavoces de los distintos partidos han valorado el tono dialogante y mesurado del ministro, antes de formular sus cuestiones y reivindicaciones de muy diversa índole. Guirao ha respondido sin entrar en concretar nada, como él mismo ha reconocido. En respuesta al PP, que se interesaba por qué no había hecho referencia a plan 2020 del anterior ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, el actual ministro reflexionó con cierta ironía que los planes, planes son planes, y no concretan nada, como en su propia intervención de hoy, Una inconcreción que contrasta con las medidas que ha tomado desde que asumió el cargo hace casi un mes, como la supresión de la fusión del Real y la Zarzuela o la recuperación de la Dirección General del Libro, entre otras.  

En la réplica sí ha entrado a replicar a Esquerra Republicana cuestionando al coherencia de prohibir las corridas de toros en Catluña (medida recurrida al Constitucional por el Goberino anterior presidido por el PP), pero seguir permitiendo los populaers Correbous, donde se "maltrata igual al animal". 

Guirao no acabó su intervención inicial sin recordar que "la cultura es una parte fundamental de la riqueza nacional, aporta 2,4% al PIB (el deporte, el 1%). Los asuntos de competencias del Ministerio suman el 3,4 de la riqueza nacional y el 4,2% del empleo".