Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Gru’ ya es la franquicia de animación más taquillera de la historia del cine

Sus tres filmes en solitario y la película sobre los Minions suman casi 3.000 millones de ingresos y arrebatan el récord a la saga de Shrek

El título original se traduciría como Despreciable de mí. Sin embargo, a España la franquicia llegó con el nombre de Gru, mi villano favorito. Y lo cierto es que a lo largo de cuatro películas el ladrón enternecedor lanzado por Illumination Entertainment ha demostrado de merecerse ese reconocimiento. Mérito suyo y, sobre todo, de los Minions, sus delirantes colaboradores, que se hicieron tan famosos como para merecerse un filme aparte, en el que fueran los únicos protagonistas. El caso es que gracias a los ingresos de las tres películas de la saga principal y del spin-off sobre las criaturas amarillas Gru se acaba de convertir en la franquicia de animación más taquillera de la historia del cine, con 2.992 millones de euros recaudados hasta la fecha. El ladrón le roba así el trono a Shrek, que se había quedado en 2.970 millones, según datos de la web especializada Deadline.

La saga de Gru, además, consigue el récord con una flecha menos en su arco: cuatro filmes (Gru, mi villano favorito 1, 2 y 3 y Los Minions) frente a los cinco de Shrek (las cuatro entregas principales más El gato con botas). El último capítulo, Gru, mi villano favorito 3, estrenado hace dos semanas en España, lleva recaudados ya más de 746 millones de euros, siendo el filme de animación más taquillero del año a nivel global y de EE UU. Los Minions, además, es la segunda película de este género que más ha recaudado en la historia, solo por debajo de Frozen: 983 millones frente a los 1.082 del filme de Disney. Aunque los pequeños ayudantes de Gru volverán a las salas con una secuela que aspira a romper todos los récords.

El villano favorito del cine nació de la la colaboración entre el español Sergio Pablos y Chris Meledandri, fundador de la productora de animación Ilumination Entertainment. Así se puso en marcha la que llegaría a ser una auténtica gallina de los huevos de oro. Porque Gru saca petróleo de presupuestos reducidos: “Crear una compañía más eficiente y ligera que el resto de la industria, un modelo económico que pueda asegurar el éxito incluso si tratamos temas fuera de lo común”, explicaba a EL PAÍS sus objetivos Meledandri. Illumination invirtió 60,5 millones de euros en el primer Gru. Mi villano favorito y 66,7 millones de euros en el segundo. Y ambos recaudaron cientos y cientos de millones. La fórmula aurea se repitió con Los Minions y ahora con la tercera entrega.

En el primer filme, Gru pretendía robar la Luna. En el segundo, le robaban más bien el corazón. En la tercera película, el criminal más bondadoso del cine conoce a su hermano. De la cuarta seguramente se sepa pronto. Con estos ingresos, es solo cuestión de tiempo.