"Un españolito, sí que puede"

Hablamos con Sergio Pablos y Chris Meledandri, responsables del éxito internacional de <i>Gru, mi villano favorito</i>, una película de animación muy especial

Hacer una película de animación digital que siendo comercial sea capaz de conservar un mínimo de personalidad, digamos en algún lugar del triángulo Pixar-Ghibli-Dreamworks, es, para muchos, objetivo de toda una carrera. Pues bien, el español Sergio Pablos puede estar contento porque lo ha logrado con Gru, mi villano favorito. Una coproducción entre Estados Unidos, Francia y España que puede presumir de rentabilidad, su estreno en más de tres mil salas de Estados Unios el pasado julio pilló por sorpresa a la mismísima Origen de Christopher Nolan, creatividad, con un arriesgado despliegue en su diseño de producción, y, sobre todo, modelo productivo con un desenfadado uso de la coproducción internacional como punto de partida. Atención trabajadores oxidados en su escritorio: otro mundo es posible. Por lo menos, en el mundo de la animación.

Más información

Sergio Pablos fue uno de los muchos españoles que durante los noventa se fueron a Estados Unidos a probar fortuna en el mundo del cine. Animador inquieto, lo fichó la Disney para trabajar, entre otras, en sus producciones de Hércules y Tarzan. Pero Sergio decidió regresar a España para continuar su carrera como animador. Varios años en el barbecho profesional después, debidos fundamentalmente a su voluntad de hacer un cine "lejos de la subvenciones, un cine creativo y comercial, un cine que no se hacía en España", decide crear su propia empresa de animación, Animagic, y llamar a la puerta de Hollywood con un, literal, librito en el que se encontraba la esencia de Gru, mi villano favorito. (en inglés un mucho más sugerente despicable me)

"Llamamos a muchas puertas hasta que una nos hizo caso". En este caso, la puerta de Chris Meledandri, productor de, entre otras, Ice age I y II. "Mi objetivo es hacer películas que hablen a todo el mundo. Que trasciendan culturas pero que no las anulen" comenta Meledandri vía telefónica desde Los Ángeles. Y algo de eso hay en Gru, mi villano favorito con su efectivo uso de los mitos modernos (el villano, el bien, el superhéroe...) pero, sobre todo, en su modelo de producción. Una vez que Meledandri comprara la idea de Sergio Pablos, la película se desarrolló en entre un estudio francés y otro americano con un objetivo muy claro: el público sería lo más importante ¿El resultado?

Lo pueden ver en sus pantallas a partir del día de hoy y, en breve, según anunció el propio Meladandri entusiasmado ante la recepción de crítica y público de Gru, también en una segunda parte. Eso mientras Sergio Pablos trabaja en un nuevo proyecto todavía top secret y rechaza ofertas venidas desde la India a Hollywood pasando por España. "Soy la prueba de que un españolito sí que puede". Con esfuerzo y talento, sí que puede en Hollywood.

Sergio Pablos, responsable español de la coproducción 'Gru, mi villano favorito', defiende los proyectos creados fuera de HollywoodLUIS ALMODÓVAR / JORDI MINGUELLundefined
Ve unos minutos de la película de animación 'Gru, mi villano favorito'WAY TO BLUE / UNIVERSALundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción