Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OCHE CALIFA | DIRECTOR DE LA FUNDACION EL LIBRO

“La Feria del Libro siempre fue un show político”

El responsable del evento cultural del año en Buenos Aires defiende la libertad de opinión entre expositores y público

El escritor Oche Califa, director de la Fundación el Libro
El escritor Oche Califa, director de la Fundación el Libro

Oche Califa (Chivilicoy, 1955) es desde el año pasado el director de la Fundación El Libro, a cargo, desde hace 42 años, de la organización de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. En esta entrevista con EL PAÍS explica por qué el evento convoca a un millón de personas, la importancia de Jorge Luis Borges para la literatura y la relación de la Feria con la política.

Pregunta. ¿Temen un show político durante la inauguración, como ocurrió en el pasado?

Respuesta: Más de una vez ha sido un show político y si ocurre esta vez no será novedad. Nosotros hacemos la inauguración en un momento en que la Feria está abierta al público, el ingreso a la sala es abierto también, no hacemos control. Así como no censuramos al que habla no censuramos al que asiste.

P. La inauguración del 2015 con Tito Cossa fue muy política, casi un mitin kirchnerista. Ahora hablará Alberto Mangel, recién nombrado en la Biblioteca Nacional.

R. El que inaugura la feria lo elegimos por su condición como tal. A Cossa lo invitamos porque es Cossa, y a Mangel también. Con la singularidad de que Mangel es un autor cuyo tema principal es el libro y la lectura y su segundo tema principal es Jorge Luis Borges y este año son los 30 años de Borges. Un mes después de que nosotros lo invitamos, el ministro de Cultura [Pablo Avelluto] le propuso ser director de la Biblioteca. Para nosotros su discurso de apertura es el del escritor que inaugura la Feria.

P. ¿Cómo influirá el cambio de Gobierno, de Cristina Kirchner a Mauricio Macri?

R. Los debates políticos son para nosotros tan importantes como cualquier otro. Sucede que somos una fundación que, al organizar esta Feria tan exitosa, tiene dinero propio para decidir que hace. Para nosotros el mundo político y el Gobierno son expositores. Son relaciones que respetamos pero también nos respetan, porque tenemos una escala que cualquiera entendería.

P: ¿Cuál es el incidente político de este tipo que más recuerda?

P. Hace pocos años hubo una disputa entre barras de ministros de distinto signo y era un griterío, conaplausos y abucheos y abucheos y aplausos. Fue mientras hablaban los dos funcionarios.

P. ¿Por qué la Feria del Libro mueve multitudes?

R. Un poco lo explica la historia argentina, un país que decidió a fines del siglo XIX universalizar la enseñanza pública gratuita, que tuvo un precoz desarrollo de su industria cultural, periodística, del libro, del espectáculo. Todo eso es algo que explica que exista un tipo de lector interesado.

P. ¿La crisis económica puede influir en la convocatoria?

R. Vamos a ver qué ocurre. Sabemos que lo que han llamado el sinceramiento de la economía ha provocado una situación difícil. Nosotros ya enfrentamos esto, en 42 años no es la primera vez que ocurre, y en general la Feria ha sorteado esas situaciones.

P. Este año la Feria está dedicada a Borges. ¿Se mantiene su influencia?

R. Borges está todo los años en la Feria. Es una figura que se ha afianzado, que el tiempo ha demostrado que efectivamente era nuestro gran escritor. A nivel internacional es el escritor que nos referencia claramente.

P. Aunque no haya tenido el Nobel…

R. Yo creo que le ha venido bien que no se lo dieran. Tiene ese premio, es el escritor al que no le dieron el Nobel. Si uno mira en la lista de los Nobel verá que hay muchos que ya no sabemos quién son.

P. ¿Sus libros aún se venden?

R. Mucho. Borges está editado y traducido a cientos de idiomas, es una referencia inevitable, objeto de estudio y es una influencia que los escritores de los 60 en adelante quieren sacarse de encima como pueden.