Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si García Márquez fundara hoy un periódico, sería una página web”

Amigos y familiares de García Márquez recuerdan su faceta de periodista en la apertura de su archivo personal en Texas

De izquierda a derecha, Alberto Salcedo Ramos, Jaime Abello, Darío Arizmendi y Rosental Alves, en la charla sobre García Márquez en Austin.
De izquierda a derecha, Alberto Salcedo Ramos, Jaime Abello, Darío Arizmendi y Rosental Alves, en la charla sobre García Márquez en Austin.

El 29 de diciembre de 1982, EL PAÍS publicaba una noticia contando que Gabriel García Márquez, premio Nobel de literatura ese año, había visitado la redacción en Madrid y había contado que quería hacer un periódico que se llamaría El Otro. Según la nota, el escritor ya estaba entonces fascinado con las posibilidades de la nueva tecnología Atex frente a la máquina de escribir. Quería hacer un periódico corto, con un equipo de 20 personas, ninguna mayor de 30 años. Y no perseguiría primicias porque ya las daba la radio, decía. Recordando aquel proyecto, el presentador de Radio Caracol Darío Arizmendi, amigo de García Márquez, asegura que “si fundara hoy un periódico, sería una web”.

“García Márquez me dijo: ‘No quisiera que se me recordara por Cien años de soledad ni por el Nobel, sino como reportero”, dijo Arizmendi. Como reportero se le recordó en la charla en la que participaba junto a Jaime Abello, director de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano que fundó García Márquez y el periodista Alberto Salcedo Ramos. Los tres recordaron la faceta de periodista del Nobel este viernes dentro de la celebración de tres días organizada por la Universidad de Texas en Austin, cuyo centro de humanidades Harry Ransom Center acaba de abrir al público el archivo personal del escritor, fallecido en abril de 2014.

Abello recordó que “su aspiración era ser el mejor diario de América Latina, el más veraz y exacto”. Al mismo tiempo, “propuso que no tuviera editoriales ni opinión, solo noticias, reportajes y crónicas, puros hechos”. El Gabo periodista emergió de la charla como un personaje pragmático, obsesionado con la veracidad de los datos, perfeccionista y meticuloso. “Hoy ya no habría creado El Otro, habría creado la más moderna web. No me cabe duda de que habría intentado trasladar esos contenidos a una web”, dijo Arizmendi. “Una web bien hecha es lo mismo que un periódico. Periodismo con sentido ético, imaginación y contextualización”.

Arizmendi participó en incontables reuniones con García Márquez en las que estudiaron la viabilidad el periódico. Poca gente puede imaginarse al novelista con la mentalidad empresarial que describe. “Le ponía toda la seriedad. Quería contratar un estudio de factibilidad económica, un estudio de tecnología, otro de mercadeo para ver cuánta publicidad se podía captar”. El proyecto nunca se hizo. Arizmendi anunció el viernes que donará al Harry Ransom Center, para que sean incorporadas al archivo, las notas de todas aquellas reuniones en las que diseñaron el periódico que hoy sería web.

El hombre que alcanzó fama global como novelista "hizo una carrera de periodista completa", explicó el director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, Jaime Abello. "Desempeñó todos los puestos y trató todos los géneros". A Abello le gusta hablar de "pragmatismo mágico" en la forma de afrontar el periodismo. "García Márquez era pargmático, organizado, concreto".

García Márquez abandonó la máquina de escribir por el ordenador en cuanto se dio cuenta de su potencial. En el archivo depositado en la Universidad de Texas hay cinco ordenadores Apple de distintas generaciones. El viernes, sus amigos recordaban que el hombre que describió la esencia de la América Latina rural estaba a la última en tecnología y llegó a tener un teléfono inteligente. “Alcanzó a vislumbrar la época que venía”, comentaba Arizmendi.

Colombia hace las paces con Texas

El simposio homenaje de tres días organizado por la Universidad de Texas para celebrar la apertura al mundo de los papeles privados de Gabriel García Márquez contó con la presencia del Gobierno colombiano como un invitado más. Cuando se conoció el año pasado que el archivo del artista más grande de la historia de Colombia descansaría en Texas no faltaron voces críticas que lo vieron como una humillación. El asunto quedó zanjado el viernes cuando la ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, dijo: “Estamos felices y conscientes de lo que significa para la humanidad que los archivos del premio Nobel lleguen a una institución tan respetable” como el Harry Ransom Center de Austin.

“Claro que tenemos mucha curiosidad”, dijo Garcés durante las conferencias. “Queremos ver y conocer lo que atesoró durante su vida. Son fotos y documentos que en Colombia nos interesa mirar y ver”. En la apertura del simposio, se leyó en público una carta del presidente Juan Manuel Santos reconociendo el valor de la institución. “Siempre hemos respetado, comprendido y apoyado la voluntad de su familia al entregar sus archivos a esta importante institución”, añadió Garcés. En el simposio también ha estado presente la directora de la Biblioteca Nacional de Colombia, Consuelo Gaitán. La ministra afirmó que trabajarían para crear “vínculos” con los legados del escritor en Colombia.

El Harry Ransom Center guarda los archivos personales de James Joyce o William Faulkner. El pasado otoño, anunció la compra de todo el archivo personal que Gabriel García Márquez tenía en su casa de Ciudad de México. El acuerdo se cerró en 2,2 millones de dólares y la venta se produjo a iniciativa de la familia.

Más información