Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

Amelia Boynton, la ‘matriarca de los derechos civiles’

La activista sobrevivió a la represión del ‘domingo sangriento’ en Selma, Alabama

Amelia Boynton saluda a Barack Obama en Selma, Alabama, a principios de este año.
Amelia Boynton saluda a Barack Obama en Selma, Alabama, a principios de este año.

Cuando la imagen de Amelia Boynton, inconsciente en los brazos de otro manifestante en Selma, Alabama, fue publicada en los diarios de Estados Unidos tras aquel ‘domingo sangriento’ de 1965, el país ya no pudo dejar de mirar hacia la represión que sufrían los negros en el Sur. Boynton, que sobrevivió a la carga policía contra la manifestación y dedicó toda su vida a la reivindicación de los derechos civiles, falleció este miércoles en Alabama a los 104 años de edad.

 Boynton fue apodada como 'la matriarca' de Selma por idear la icónica marcha sobre el puente de la localidad de Alabama que mostraría a EE UU el camino que le quedaba por recorrer desde la opresión y la violencia hasta el pleno derecho a voto de los negros. En el primer intento de cruzar el puente para llegar hasta Montgomery, la líder local cayó al suelo golpeada por un policía a caballo. Sus compañeros le dieron por muerta. Hubo otros 16 heridos a manos de los agentes.

 Medio siglo después, Boynton recorría el mismo puente agarrada de la mano del primer presidente afroamericano de la historia de Estados Unidos, Barack Obama. La imagen todavía encabeza el perfil de Twitter del mandatario. “Todavía era tan fuerte, con un espíritu tan indomable y con una esperanza como sé que lo había sentido ese mismo día hace 50 años”, dijo el presidente en un mensaje este miércoles. “Honrar el legado de una heroína americana como Amelia Boynton requiere que sigamos su ejemplo y luchemos para proteger el derecho de todos los ciudadanos a votar”.

 Como retrató la película ‘Selma’, nominada el año pasado a un Oscar, Boynton fue la responsable de convencer al reverendo Martin Luther King para que llevara a esta pequeña localidad de Alabama su lucha por el derecho a voto. Su directora, Ava Duvernay, declaró que no se podía contar la historia de aquella marcha sin hablar de Amelia. En el salón de la casa de los Boynton se ideó la manifestación hasta Montgomery, a 54 millas, que solo salió adelante en el tercer intento y escoltada por la policía militar. Y en ese mismo salón se redactó un borrador de la Ley de Derecho a Voto de 1965 que firmaría el presidente Johnson.

 “Tienes que venir a Alabama”, le dijo Boynton a King. Cuando el reverendo llegó a la pequeña localidad se encontró con que Boynton y su marido ya habían preparado el terreno durante varios años de reivindicaciones. En febrero de 1965, el adolescente Jimmie Lee Jackson había sido asesinado por un policía tras una manifestación. Selma contaba además con el puente Edmund Pettus, un escenario perfecto para representar la lucha por el derecho a voto de los afroamericanos, bloqueado por un muro de tasas y exámenes que no debían superar los blancos.

 Boynton, nacida en Savannah (Georgia) en 1911, creció rodeada de sus nueve hermanos y desde antes de que las mujeres ganaran el derecho a votar en 1920 acompañó a su madre repartiendo panfletos a favor del sufragio femenino. Licenciada en Economía, dedicó su carrera profesional en Alabama a enseñar sobre nutrición y alimentación a familias de zonas rurales. A pesar de la discriminación contra la que ella misma luchó, y antes de que los negros pudieran votar con plenas libertades, Boynton logró convertirse en 1963 en la primera afroamericana en presentarse a unas elecciones al Congreso de Alabama.