Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ventana Sur se confirma como el mercado de cine latinoamericano

La feria, coorganizada por el certamen de Cannes, llega a su sexta edición

Ricardo Darín en un fotograma de la película argentina 'Relatos salvajes'.
Ricardo Darín en un fotograma de la película argentina 'Relatos salvajes'.

El matrimonio nació hace seis años ante la necesidad que tenía el cine latinoamericano de darse a conocer en el mundo. Se unieron por una parte el Gobierno de Argentina, a través del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA); y por otra, el Marché du Film del Festival Cannes. La criatura se llama Ventana Sur y ha celebrado esta semana en Buenos Aires su sexta edición en medio de los elogios extendidos en el mundo del cine. Se trata del mayor mercado de cine latinoamericano, lugar de encuentro de 1.400 profesionales extranjeros sobre un total de 2.787. Ahí pudieron verse dueños de cines, compradores, directores y productores procedentes de 54 países.

En sus cinco días se han acreditado profesionales del cine de 54 países

“¿Por qué estoy aquí?”, resumía el jueves el director del festival de San Sebastián, José Luis Rebordinos. “Porque en cinco días me puedo juntar con el 80 o 90% de los distribuidores más importantes de América Latina. El festival de San Sebastián ha terminado hace apenas dos meses. Con lo cual, muchas de las películas que se ven aquí yo ya las he visto. Incluso las que se van a exhibir dentro de dos meses, para mí serán viejas en septiembre. Sin embargo, me marcharé de aquí con una idea bastante aproximada de lo que va a ser el cine latinoamericano el próximo año. Sé ya qué se está rodando, quiénes están produciendo y quiénes lo va a vender”.

Nilson Rodrigues, director del Brasilia International Film Festival (BIFF) explica: “América Latina necesitaba tener un ámbito de encuentro. No podíamos depender de Cannes y de Berlín”. Y Javier Angulo, director del festival de Valladolid, añade: “En Guadalajara (México) también existe otro mercado. Pero el hecho de que Cannes apadrine Ventana Sur le da a éste mucha seriedad. Cada día encuentras gente más importante aquí. Y la prueba es que estamos los directores de cuatro de los festivales más importantes de España: San Sebastián, Gijón, Huelva y Valladolid. Hay un puñado de grandes mercados en el mundo: el de Berlín, el de Cannes, el de Los Ángeles y tal vez el de Toronto. Pero faltaba uno grande latinoamericano y Ventana Sur está llenando ese hueco”.

“El cine es arte”, añade Angulo, “pero hay que venderlo como si fuese un Audi. Eso es lo que hace muy bien Bernardo Bergeret, el director de Ventana Sur. Gracias a él Argentina está teniendo más proyección que nunca en el festival de Cannes. Ése es el ejemplo que deberíamos buscar en España, gente como Bernardo Bergeret. Y los de Cannes han estado muy rápidos porque al poner un pie aquí tienen controlado el mercado latinoamericano”.

Demostramos que aquí no solo se hace cine de autor

Bernardo Bergeret, director de Ventana Sur

Ventana Sur se celebró desde el lunes hastsa ayer en la sede de la Universidad Católica, en el barrio de Puerto Madero, el más lujoso y moderno de Buenos Aires. Una sección del mercado consiste en ver películas en su primer montaje, con lo cual los profesionales se hacen una idea de lo que se va a exhibir dentro de unos meses en Sudamérica. Mientras tanto, el director de Cannes, Thierry Frémaux, se trajo cinco películas de la última edición de Cannes para estrenarlas en el cine Gaumont, de Buenos Aires.

Nacho Carballo, director de cine de Gijón, aclara que no todo lo que uno ve aquí, ni todas las conversaciones que se mantienen con distribuidores terminan con la firma de un contrato. “Pero, aunque no se llegue a un acuerdo, esto sirve para ponerle cara a la gente. No es lo mismo mandar un email frío que explicarle a un distribuidor cómo es tu festival, ponerle cara. Esto es muy útil para que los que venden películas te conozcan”.

Al director de Valladolid y al de Gijón les está impresionando algunas películas que han visto de Chile y de Colombia. “Argentina y México siempre están ahí, son los países de más larga tradición en el cine latinoamericano”, comenta Carballo. “Pero Chile y Colombia están empezando a asomar, son los nuevos emergentes”. “Y también hay algunas películas venezolanas que no están mal”, añade Angulo.

El director de Ventana Sur, el tan alabado Bernardo Bergeret, explica que el secreto del éxito es muy sencillo: “Hay que salir a patear la calle”. O sea, a darse a conocer y traer a los que manejan el negocio. “Nos dimos cuentas de que los compradores no tienen tiempo en Cannes y en Berlín para ver nuestro cine. Nos encasillaban en el cine de autor. Y quisimos demostrarles que acá hay otro cine de calidad, que lo ve el público y que no suele ir a festivales extranjeros. Así nació Ventana Sur”.