Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hitler contra Darth Vader

‘Epic Rap Battles of History’ ofrece combates de rap entre figuras históricas e iconos pop

Esta serie es la más vista de Youtube, con más de 1.200 millones de visionados en esta web

Un momento del combate de Darth Vader contra Hitler. Ampliar foto
Un momento del combate de Darth Vader contra Hitler.

Adolf Hitler dice: "¡Volveré contra ti a todos tus amigos! ¡Solo con mis discursos creo odio! ¿De qué valdrá tu sable láser contra todo un clan de tus vecinos blancos?" Y Darth Vader contraataca: “¡No sabes rimar contra La Fuerza, ¿por qué molestarme? ¡Tantos tíos han estado con tu madre que hasta yo podría ser tu padre!”. Es solo un aperitivo de los cientos de insultos que se dedican, desde hace dos temporadas, mitos de la cultura popular y de la historia en Epic Rap Battles of History, una serie que alcanza decenas de millones de visionados por episodios y que, según Youtube, es la serie más vista de esta popular web de Google.

El segundo episodio de la primera temporada que catapultó la serie a la fama: Vader vs Hitler. 

El concepto es sencillo. Durante un par de minutos, Steve Jobs y Bill Gates, Marilyn Monroe y Cleopatra, o Justin Bieber y Beethoven libran un combate a lo Eminem en 8 millas en el que el ingenio para humillar al contrario a ritmo de rap es la clave. Luego el público decide quién ha ganado de los dos y propone otros posibles candidatos para darse una paliza verbal en el siguiente episodio. “La clave es que le ofrecemos al público la posibilidad de interactuar con la serie”, afirma Peter Shukoff, creador de Epic Rap Battles... junto con Lloyd Ahlquist. “En nuestro primer episodio, solo teníamos 200 comentarios para elegir al vencedor y sugerir futuros combates. Ahora a veces llegamos al medio millón”.

Este fenómeno de Internet comenzó de una manera modesta, en un porche de Chicago. “Tanto yo como Lloyd somos de la Costa Este y nos habíamos buscado la vida en la escena cómica de Chicago. Por casualidad, estábamos en la misma fiesta y al hablar sentimos una conexión inmediata”. Lloyd Ahlquist (EpicLLOYD, en su alias artístico) aportó el concepto de un combate de rap en el que el público decidiera quién había ganado y quién debería luchar; Peter Shukoff (Nice Peter), el aprovechar la red de redes al máximo y plantear Epic Rap Battles of History como una serie exclusiva para Youtube.

La idea se puso a rodar con una escasez absoluta de medios. “El primer episodio nos costó unos 250 dólares”, recuerda Shukoff, aunque matiza, “pero hay que tener en cuenta todo el esfuerzo sin precio que llevábamos acumulado durante nuestros años como cómicos en Chicago. Nos unimos a una productora joven que apostaba por Internet, Maker Studios, y un director también dispuesto a saltar al vacío: Dave McCary”. Con ese exiguo presupuesto, ni 200 euros, el equipo se estrenó en Youtube el 26 de septiembre de 2010, planteando un combate entre John Lennon y Bill O’Reilly. “El primer capítulo funcionó bien. Pero la locura llegó con el segundo, cuando pusimos a combatir a Adolf Hitler contra Darth Vader. Empezamos a tener millones de visionados y nos convertimos en un fenómeno”. A día de hoy, este combate entre el señor del lado oscuro y el genocida nazi se acerca a los 80 millones de visitas en Youtube con casi 350.000 me gusta y más de 400.000 comentarios. Y el presupuesto de cada episodio se ha multiplicado por 10, oscilando entre los 2.500 y 3.000 dólares.

Adolf Hitler contra Darth Vader puso en marcha un proceso creativo que el dúo seguiría a partir de entonces. Para cada episodio, unas tres semanas, dos de las cuáles las consumen investigando el combate que han elegido entre los propuestos por el público. Los últimos siete días los consumen en rodar el episodio, una jornada de doce horas, y montar la imagen y el sonido, que se lleva el resto. “Para empezar, elegimos a personajes que conocíamos bien. Somos grandes fans de La guerra de las galaxias y yo siempre me he interesado por la Segunda Guerra uMundial, así que conocía bien al personaje”, revela Peter Shukoff. “Pero a medida que nos iban proponiendo nuevos personajes que no conocíamos también, nos dimos cuenta de que la investigación nos iba a consumir mucho tiempo”.

Steve Jobs le ganó el combate a Bill Gates en la encuesta tras el episodio gracias a su transformación en el Hal 9000 de '2001. Una odisea en el espacio'. 

El combate entre Bill Gates y Steve Jobs, uno de los episodios más aclamados de la segunda temporada, fue el caso extremo de la necesidad de investigar a fondo a los protagonistas. “Ese nos llevó meses. No éramos ningunos expertos en informática, así que nos tuvimos que leer muchísimo y repasar al detalle sus biografías. A veces había un chiste que surgía de leer un libro”. Ese trabajo de conocimiento se aprecia en el desenlace del duelo. A poco menos de un minuto del final, el creador de Apple muere y, justo cuando su rival de Microsoft celebra su victoria exclamando: “¡El mundo es mío!”, Jobs renace como el Hal 9000 de 2001, una odisea en el espacio y le dedica a Gates perlas como: “Te pateé el culo en el ajedrez y en Jeopardy”. Una pulla aparentemente insignificante pero que nace de conocer que IBM diseñó las computadoras que vencieron a ajedrecistas como Kasparov, Deep Blue y Watson, y de una pregunta final del programa televisivo Jeopardy!, que emite la NBC desde hace 27 temporadas, en la que se cuestionó a los usuarios sobre una cita de Steve Jobs: “No puedes preguntarles a los consumidores qué es lo que quieren… Para cuando lo hayas hecho, ya querrán otra cosa”. Y uno de los concursantes respondió diciendo que era de Bill Gates.

Para Peter Shukoff, la clave de todo su trabajo radica, y su éxito, radica en que aman lo que hacen: “Creo que estamos viviendo los primeros pasos de una nueva era. El público se está cansando de las superproducciones de Hollywood, porque uno no puede empatizar con un producto tan frío y diseñado. Estoy convencido de que en los próximos años los proyectos que tendrán éxito serán como el nuestro, hechos por poca gente que transmite cuánto disfruta con lo que hace”. Uno de los mayores goces que Shukoff experimenta es, excepción hecha de los dictadores genocidas, enamorarse de los personajes. Entender cómo sienten y qué les mueve. Aunque a veces la cosa se complica: “El personaje que más me ha costado ha sido Lance Armstrong. Me di cuenta de que tenía que ser realmente desagradable”, subraya, entre risas, Shukoff. “Tenía que estar enfadado con todo y con todos y no fue nada fácil meterse en su piel. Todo lo contrario que con Stephen Hawking. Hawking mola y sabe que mola. Te lees sus libros y es un tío con un sentido del humor tan refrescante… Hasta hace chistes sobre su invalidez. Es la interpretación que más he disfrutado en toda la serie”.

El público se está cansando de las superproducciones de Hollywood

El próximo octubre, Epic Rap Battles of History volverá a la carga. El tercer combate entre Darth Vader y Hitler, algún conquistador español (Colón ya combatió contra el Capitán Kirk en el episodio 14), futbolistas, estrellas de cine y un episodio que se anticipa apoteósico, Sigmund Freud contra cualquiera, son algunas de las novedades que, según Peter Shukoff, están en la cocina. Aunque el mayor objetivo de este humorista es “seguir disfrutando con lo que hago. No convertirme en lo que más temo, un tío al que solo le importe el dinero”.