Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wert habla de una “gran coalición” para salvar al cine

El ministro entrega a la figurinista Yvonne Blake el Premio Nacional de Cinematografía

Yvonne Blake recibe el premio Nacional de Cinematografía de manos del ministro Wert. Ampliar foto
Yvonne Blake recibe el premio Nacional de Cinematografía de manos del ministro Wert. AFP

En un salón de actos algo desangelado, con bastante menos público que en ediciones anteriores, el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, ha propuesto esta mañana la creación de una "gran coalición" que agrupe a toda la industria cinematográfica como la única manera para poder superar "las dificultades en estos momentos de problemas fiscales y financieros". Wert ha lanzado esta idea durante la ceremonia de entrega del premio Nacional de Cinematografía, en el museo de San Telmo de San Sebastián, a la diseñadora de vestuario Yvonne Blake.

Wert, preguntado luego por los periodistas, no ha aclarado mucho más y se ha referido de nuevo en genérico a la importancia de esa gran coalición, centrándose en la difícil situación fiscal que "obliga a unos ajustes importantes en las ayudas directas". Esta coalición, según el ministro, tiene que involucrar a los "actores" directos de la industria, como productores y exhibidores, a la Administración, cadenas de televisión e inversores privados. "Con imaginación y acudiendo a otro tipo de apoyos debemos conseguir que esa situación desfavorable desde el punto de vista de las ayudas directas resulte lo menos perjudicial para una industria que tenemos que apoyar, que tiene futuro y en la que confiamos", ha añadido Wert, que ha rehuido más preguntas. Tampoco ha aclarado cómo se arbitrará esta coalición y si ya se ha puesto en contacto con el resto de los sectores implicados.

Entretenimiento

Lo que sí ha señalado es que el cine es algo más que entretenimiento, en referencia a la justificación de los responsables de Hacienda para la subida del IVA cultural al 21%. "El cine es entretenimiento, entre otras cosas, también es industria y una expresión cultural, pero cuando se habla del cine como entretenimiento no se habla con voluntad denigratoria", ha explicado. "La subida del IVA tiene una única causa, que son las necesidades recaudatorias por la situación fiscal. A nadie, inclusive al Ministerio de Hacienda, le agrada subir los impuestos, y menos los indirectos", ha añadido en los escasos cuatro minutos que ha empleado para hablar con la prensa.

La entrega del premio a Yvonne Blake ha concentrado a poca gente de la industria, la verdad. Sí estaban, entre otros, el presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, junto al director del Zinemaldia, José Luis Rebordinos, y los productores Andrés Santana, Luis Miñarro, Eduardo Campoy y José Manuel Lorenzo. El acto ha contado también con la presencia del alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre; la presidenta del Parlamento Vasco, Arantxa Quiroga; el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, y la directora del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), Susana de la Sierra.

Menos mal que ahí estaba la figura de Blake para despertar algo de pasión u optimismo. Blake, nacida en Manchester en 1938, es la creadora del vestuario de más de 50 películas y ganadora de cuatro goyas y un Oscar. La figurinista ha agradecido "de corazón" este premio, que se concede a la primera mujer no actriz. Blake, muy emocionada, ha hablado de la Academia de Cine como algo más que su segunda casa: "Es como mi picadero". En su intervención ha recordado cuando en 1968 aterrizó en el aeropuerto de Madrid con una minifalda –"mini, mini"– y la cara de asombro del guardia civil que se quedó "patidifuso". "¿Quien me iba a decir a mí entonces que 44 años después iba a estar aquí rodeado de colegas de la profesión y recibiendo este premio? Ni Dios. Para cualquier español es un honor este galardón pero más para mí, que soy adoptada y adaptada. Ha merecido la pena. No pienso marcharme por mucho que nos rescaten", ha añadido Blake, que ha lanzado puño en alto un alegato por las mujeres que trabajan detrás de la cámara. "Comparto este premio con gusto y orgullo con todas las mujeres técnicas de nuestro cine. Nosotras también contamos".