Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

Las monedas vienen, pero ¿adónde?

El tesoro de ‘La Mercedes’ llega hoy a España

Será trasladado por la Guardia Civil hasta un lugar desconocido

Se cierran cinco años de litigio con Odyssey

"Hemos llevado hasta gacelas de África en el avión, pero nada como esto", dijo ayer uno de los militares españoles a los que se había encomendado la misión de transportar el tesoro de Nuestra Señora de las Mercedes desde la base de las Fuerzas Aéreas de MacDill, en Tampa, hasta la de Torrejón de Ardoz. En el aeródromo militar madrileño aterrizarán a mediodía de hoy los dos aviones Hércules de las fuerzas aéreas españolas desplazados a EE UU para traerse las monedas de la discordia. La pregunta es: después de Torrejón... ¿adónde? Misterio. Secreto de Estado, por ahora.

El día era especial. Nada así había ocurrido antes. Nunca un tesoro había causado tanta expectación y nunca antes la batalla legal de España por recuperar su patrimonio cultural había sido tan larga y dura: cinco años de litigio en Estados Unidos contra Odyssey Marine Exploration, la empresa que descubrió el yacimiento en mayo de 2007.

Frente al hangar número 3 de la base aérea, junto a uno de los Hércules, el embajador de España en Washington, Jorge Dezcallar, resumió la euforia del Gobierno español ante los medios con un discurso en inglés y español que intentó tocar la fibra sensible: "Es un momento muy emotivo para mí. Hoy finaliza un viaje que se inició hace 200 años. Hoy se completa la misión que tenía La Mercedes. Ellos no pudieron llegar a su destino pero al menos hoy sí llegará lo que llevaban. Hoy recuperamos un legado histórico. No es un tesoro, es nuestra historia. Deseo a la tripulación un feliz retorno".

El Gobierno no da detalles para no comprometer la seguridad de la carga

El embajador subrayó la colaboración de los tres ministerios que han estado más implicados en el caso (Cultura, Exteriores y Defensa) y agradeció el trabajo del abogado de España en el litigio, James Goold, que escuchaba a su lado. Luego empezaron las preguntas de los periodistas. ¿Qué se va a hacer con esto? ¿Creen que las empresas irán ahora a por los tesoros sin comunicar el hallazgo y lo pondrán en el mercado negro? ¿Si no lo hubiese hecho Odyssey lo habría hecho España? En algunos periodistas había incredulidad ante la euforia de España. "Una empresa estadounidense saca el tesoro, se lo quitan, no se lleva nada por todo el esfuerzo y España dice además que lo mejor habría sido que no se tocara el yacimiento. España no hará nada por recuperar su patrimonio", reflexionaba uno de los reporteros presentes en voz alta.

El embajador quiso despejar esas dudas señalando que lo que Odyssey había encontrado no era dinero, sino Historia, la de los tripulantes que perecieron el 5 de octubre de 1804 cuando La Mercedes se hundió tras recibir un cañonazo de la flota inglesa frente a la costa de Faro. "Para nosotros son tumbas", dijo Dezcallar.

Medidas de seguridad en la base de McDill, en Florida
Medidas de seguridad en la base de McDill, en Florida EFE

El tesoro había salido el jueves por la tarde de las oficinas de Numismatic Guaranty Corporation, la empresa contratada por Odyssey para custodiar las monedas mientras se enfrentaba a España en los juzgados. Un enorme tráiler de 18 ruedas salía de los almacenes de la compañía en la ciudad de Sarasota escoltado por varios vehículos de una empresa de seguridad privada. Tras una hora y media por carretera la carga llegaba a MacDill, donde le esperaban los Hércules. Sobre las 12.20 en Tampa (las 18.20 en horario peninsular) los dos aviones despegaron con la carga embalada y dispuesta de modo que no se pudiera mover durante el viaje.

Los aviones llegarán a Torrejón de Ardoz tras dos escalas en la base de McGuire (Nueva Jersey) y en la de Lajes (isla Terceira, en Azores). Aparte de eso, solo se sabe que la Guardia Civil se encargará de la custodia. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte no quiso dar más detalles para no comprometer la seguridad de la carga. Tampoco ha trascendido la cantidad que ha costado el proceso legal durante estos cinco años ni la repatriación de las monedas. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información