Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia denuncia a la clínica por "negligencia médica"

Una nota distribuida por los familiares decía que el fallecimiento del cantaor era "consecuencia directa" de la operación del día 6

La familia del cantaor Enrique Morente, fallecido a las cinco de la tarde de ayer en la Clínica La Luz de Madrid, ha denunciado a este centro médico por supuesta negligencia médica, según confirmaron fuentes judiciales. El cuerpo del artista ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense de Madrid, donde está previsto que hoy se le practique la autopsia antes de sea velado en la sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

El cuerpo salió alrededor de las ocho de la tarde de la clínica y fue trasladado directamente al instituto, en la Ciudad Universitaria, donde ingresó una media hora después. Unas horas antes la familia había denunciado a través de su abogado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 30 de Madrid, que estaba en funciones de guardia, según confirmaron fuentes jurídicas.

A lo largo de la mañana de este martes, será el forense de este juzgado el encargado de hacer el estudio postmortem para determinar las causas de la muerte de Morente y si hubo una posible negligencia por parte de la clínica en la que fue intervenido.

Ya en el comunicado que la familia hizo público pasadas las 15.40 de ayer, los allegados reconocían "que hasta el pasado sábado, día 11, no tuvo constancia de que el estado de Enrique Morente era el de un coma profundo". La nota añadía que el estado de muerte cerebral era "consecuencia directa de la operación realizada, con carácter de urgencia, en la madrugada del día 6, por el doctor D. Enrique Moreno, el anestesista doctor Rubio y su equipo médico, en la clínica La Luz de Madrid, en cuya Unidad de Cuidados Intensivos (U.C.I.) ha permanecido ingresado en los últimos días".