Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LUTO EN EL MUNDO DEL ARTE

Instalada en Sant Feliú de Guíxols la capilla ardiente del barón Thyssen

El aristócrata y coleccionista de arte será enterrado en el panteón familiar del castillo Schloss Landsberg

Unas 250 personas han asistido hoy a la ermita de Sant Elm de Sant Feliu de Guíxols para asistir al funeral por el barón Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza, uno de los mayores coleccionistas de arte del mundo, fallecido ayer en esa localidad de la Costa Brava a los 81 años de edad.

Su viuda, Carmen Cervera, y los hijos del barón, Alexander y Borja, han presidido el funeral, oficiado en castellano, catalán y alemán por el párroco de Sant Feliu.

Estuvo acompañado de la Escolanía de esa localidad, formada por una docena de niños y niñas vestidos con túnicas blancas que han interpretado La Vall del Riu Vermell, El cant dels ocells, el Ave Maria de Schubert, y una canción típica alemana.

Los restos mortales del barón, que falleció hacia la 1.00 de la madrugada de ayer a causa de una insuficiencia cardíaca en su casa del Mas Mañanas de Sant Feliu, han llegado sobre las 7.00 a la ermita, situada en lo alto de una montaña de pinos y con impresionantes vistas sobre el Mediterráneo.

A las 11:45 horas han llegado a la ermita la baronesa Thyssen y los dos hijos del barón (los otros tres no han asistido al funeral), que han permanecido a solas con el féretro durante un cuarto de hora,

Capilla abierta hasta mañana

Está previsto que la capilla ardiente con el féretro cerrado permanezca abierta hasta mañana y que los restos mortales del barón sean trasladado el próximo martes al castillo alemán de Schloss Landsberg, en cuyo panteón familiar recibirá sepultura ese mismo día a las 17.00 horas.

El acceso a la ermita, situada en una colina próxima a la finca Mas Mañanas, en donde el barón falleció a las 01.00 horas del sábado, ha permanecido cerrado y sólo se ha abierto para que la viuda, Carmen Cervera, diera su último adiós al finado.

En el exterior de la ermita se habían instalado doce libros de condolencias y las numerosas coronas de flores que habían enviado, entre otros, la Ministra de Cultura, el Ministro del Interior, el Secretario de Estado de Cultura, que también ha asistido al funeral, y los Ayuntamientos de Barcelona y de Sant Feliu de Guíxols, entre otros.

Asistencia del mundo de la política

A la ceremonia han asistido el secretario de estado de Cultura, Luís Alberto de Cuenca, el ex alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall y su esposa, Diana Garrigosa, el concejal de Cultura del ayuntamiento de Barcelona, Ferran Mascarell, el alcalde de Sant Feliu, Joan Alfons Albó, y el ex alcalde de esta población, Antoni Juanals, así como la condensa romana de Ameglio e Ingle, una amiga de la infancia del barón que también reside en la Costa Brava.

El próximo día 8 se oficiará otro funeral en la iglesia de Los Jerónimos de Madrid y es probable que se haga otro en el Palacio de Pedralbes de Barcelona.

Thyssen, según el comunicado hecho público por la familia, sufrió "una insuficiencia cardiorrespiratoria por probable tromboembolismo pulmonar, que provocó un paro cardiaco irreversible".

El barón Thyssen, uno de los grandes coleccionistas de arte de nuestro tiempo, había nacido en Scheveningen, Holanda, el 13 de abril de 1921. Descendiente de una de las familias más ricas de Alemania, era hijo del financiero Heinrich Thyssen y la baronesa de origen húngaro Margarita Bornemisza.