Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las multas por entrar en Madrid Central se reactivaron anoche

Las sanciones por acceder al área de bajas emisiones sin permiso son de 90 euros

Vista de la Gran Vía de Madrid, en el interior de Madrid Central, este lunes. En vídeo, vuelven las multas a Madrid Central.

Las multas por entrar indebidamente en Madrid Central, la zona de bajas emisiones que ocupa la mayor parte de la almendra central, se han reactivado esta media noche con normalidad, por lo que los vehículos que no tengan permiso para acceder recibirán una sanción de 90 euros (45 por pronto pago). La moratoria de sanciones impuesta por el alcalde, José Luis Martínez-Almeida (PP) -con el apoyo de Ciudadanos-, ha estado vigente tan solo una semana y se ha eliminado de manera provisional tras un varapalo judicial. La Plataforma en Defensa de Madrid Central ha pedido al regidor que no recurra el auto, pero el Gobierno municipal ha avisado ya de que lo hará. El Ayuntamiento no ha informado en su web de que vuelven las sanciones, ni tampoco en los paneles informativos de la M-30.

Por el momento, las multas vuelven a estar vigentes. Pueden entrar al área de bajas emisiones los residentes y los vehículos con etiqueta de la DGT Cero y Eco. Los que tienen distintivo B y C pueden acceder al área solo si su trayecto termina en un aparcamiento de uso público, o bien si tienen una invitación de un residente. Los vehículos sin etiqueta no pueden acceder, aunque hasta 2020 los que tengan invitación de un comerciante o residente sí podrán hacerlo.

En el perímetro de Madrid Central hay instaladas 115 cámaras que vigilan los accesos a la zona restringida, 60 en las calles de entrada y 55 en las de salida. Estas cámaras, que estuvieron en pruebas desde diciembre, registran las matrículas de los vehículos que acceden al área y las de los que salen. En los aparcamientos públicos y privados cámaras de acceso registran la misma información y la envían al Ayuntamiento. El Consistorio cruza datos y discrimina quiénes son residentes, quiénes tienen permiso para acceder y quiénes no.

El PP también propuso su propio Madrid Central: proyectos para restringir el tráfico. Ana Botella (PP) 2014 (en azul) y Manuela Carmena (Ahora Madrid) para el 23 de noviembre de 2018 (en rojo).

Fuente: elaboración propia y Ayuntamiento de Madrid.

El área de bajas emisiones de la capital arrancó el 30 de noviembre. En un primer momento, los conductores infractores recibían únicamente una carta de aviso para informarles de que no debían acceder al centro. A partir del 16 de marzo, se activó la fase de multas para quienes incumplieran la normativa, que ha estado vigente hasta el 30 de junio (tres meses y medio). En este segundo trimestre, los datos de contaminación de la capital han sido los mejores de la década, además de reducirse el tráfico y mejorar las frecuencias de los autobuses de la Empresa Municipal de Transporte.

Almeida criticó la medida estrella de Carmena durante la campaña electoral y llegó a proponer “revertirla”. A su llegada, aprobó una polémica moratoria de multas (el 27 de junio), que se puso en marcha el 1 de julio. Varias organizaciones recurrieron en los tribunales la medida. Ecologistas en Acción -junto a Greenpeace y otras organizaciones de la Plataforma en Defensa de Madrid Central- lo hizo el viernes por la mañana. Ese mismo día recibieron respuesta: un juez de lo Contencioso-Administrativo reactivó Madrid Central para evitar que la contaminación suba “sin control alguno”.

"El auto del juez admite el recurso, pero además suspende el acuerdo de la junta de Gobierno del 27 de junio: ahora mismo ya está en vigor Madrid Central tal y como lo hemos conocido estos meses", explicó el viernes Paco Segura, coordinador de Ecologistas. Un día antes, el jueves, el PSOE había acudido también a los juzgados para exigir la anulación de la decisión municipal al considerarla “ilegal”. En este caso, el juez decidió escuchar al Ayuntamiento antes de dictar medidas cautelares.

Hasta el momento, el Ayuntamiento no ha informado públicamente de cuándo entran en vigor las multas. Tan solo envió el sábado por la tarde un mensaje en twitter (desde su cuenta @madrid) en el que informaba: “La moratoria de sanciones en Madrid Central decretada por el Ayuntamiento en virtud de la Ordenanza de Movilidad ha quedado temporalmente suspendida por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 24”. Numerosos usuarios le han preguntado al Consistorio por este tema a través del canal de información @lineamadrid. En su web únicamente señalan que recurrirán el auto, sin explicar que las sanciones vuelven a estar vigentes. Tampoco se ha informado de la medida en los paneles informativos de la M-30, por lo que es posible que muchos conductores no hayan recibido la información.

En cambio, desde el canal oficial han mostrado estudios no avalados por expertos que apoyan que la moratoria de sanciones no ha supuesto un aumento del tráfico ni de la contaminación. De hecho, este lunes mantienen una noticia en la web municipal en este sentido. Los datos, en cambio, son tozudos y muestran que sí ha tenido un efecto sobre estos dos factores. Además, en esta semana sin sanciones ha habido atascos incluso en zonas que llevaban 15 años con tráfico restringido.

Sabanés explica que el sistema de multas fue gradual

G.R.-P.

José Luis Martínez-Almeida ha afirmado este lunes que el equipo anterior "dio instrucciones de no multar en Madrid Central". "Con una mano decían que entraba en vigor y con la otra, que no se multase", ha acusado. Almeida asegura, sin mostrar pruebas -dice que la orden fue verbal-, que Manuela Carmena e Inés Sabanés ordenadon no multar a los vehículos con etiqueta B y C hasta cuatro días después de las elecciones. También ha acusado a la exalcaldesa de permitir una "barra libre" porque quienes sí eran multados (los vehículos más contaminantes, sin etiqueta medioambiental), si pagaban con pronto pago la infracción de 45 euros, podían volver a entrar durante ese mes.

Sabanés rechaza tajantemente esta acusación. "No he dado nunca ninguna orden verbal a nadie", asegura Sabanés, que acalara que "las multas nunca han sido el centro del sistema", sino la concienciación. "Siempre he explicado que era un sistema gradual, que se iba controlando y evaluando remesa a remesa, para garantizar la seguridad de los usuarios", explica.

Que se hiciese de forma progresiva significa multar "primero los más contaminantes, e ir metiendo y metiendo", dice Sabanés. “El día 3 de junio, cuando se informó por Sostenibilidad de que los problemas detectados estaban resueltos, se solicitó la reanudación de la tramitación normal de las remesas revisadas. Supongo que a partir del 13 de junio se siguió actuando de la misma manera", añade la exdelegada de Movilidad y Medio Ambiente, que insiste en que "el sistema estaba orden y comprobado".

"No vamos a permitir que continue un Madrid Central agujereado, parcheado, un Madrid Central en el que no se multa a conveniencia electoral de un equipo de gobierno", ha asegurado el alcalde. "Vamos a construir un Madrid Central que sea mejor, que sea más eficiente, que desde luego luche contra la contaminación pero que también permita que en el distrito centro haya una actividad económica que se ha visto perjudicada", ha afirmado el alcalde cuando se le ha preguntado por el modelo alternativo que su gobierno prepara para después del verano.

"Lo que tenemos claro es que Madrid Central no puede permanecer tal y como está ahora", ha insistido el alcalde sin dar detalles sobre su modelo alternativo. Almeida ha insistido en que la alternativa no se puede limitar al centro de Madrid, sino al resto de la ciudad. "No vamos a ir modelo exclusivamente de prohibiciones y restricciones, sino a un modelo de alternativas y un modelo que focalice allí donde se produce el tráfico privado, que es en la entrada y fuera de la M-30".

Almeida ha asegurado que su equipo acata las resoluciones judiciales, tanto las que le son favorables como las que no, en relación a la suspensión de la moratoria de multas de Madrid Central que decretó el juez el viernes pasado. "Acato la resolución, no comparto en este caso el contenido de la misma desde un punto de vista estrictamente jurídico, pero eso no va a obstar para que la acatemos y a partir de hoy se empiecen a poner multas en Madrid Central", ha dicho en Usera, donde ha visitado a un equipo de refuerzo de limpieza.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información