Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La moratoria de Madrid Central aumenta los atascos en la capital, pero el Ayuntamiento lo niega

La carga y la intensidad del tráfico crece en toda la capital en el primer día sin multas en la zona de bajas emisiones

Atasco en la Gran Vía durante el primer día sin multas en Madrid Central.

El 1 de julio el tráfico en Madrid suele bajar. El final de los colegios y el comienzo de las vacaciones hacen que haya menos coches y menos atasco. Este lunes, cuando la moratoria de tres meses en las multas de Madrid Central ha arrancado entre protestas, ha pasado justo lo contrario. En la hora punta matutina, entre las 7.00 y las 10.00, el número de vehículos ha aumentado en toda la ciudad. También el atasco, según el informe matutino de hora punta del Centro de Gestión de la Movilidad (CGM) del Ayuntamiento de Madrid, al que ha tenido acceso EL PAÍS.

A pesar de los datos del CGM, desde el Ayuntamiento —gobernado desde hace dos semanas por el PP en coalición con Ciudadanos y con apoyo de la ulraderecha de Vox— defendían que ayer no hubo “aumento sustancial del tráfico”. Para realizar esa afirmación, comparaban los datos de tráfico del lunes pasado con los de esta semana. Una pequeña trampa: la movilidad cambia drásticamente entre los meses de junio y julio. El CGM, por ejemplo, compara siempre los datos con un día medio del mismo mes del año anterior.

El atasco se mide con dos parámetros: la intensidad y la carga (es decir, el número de coches por minuto y la densidad de los mismos, respectivamente). Cuando ambos valores crecen, significa que el atasco es mayor. Eso ha pasado este primer lunes sin multas en la zona de bajas emisiones de la capital. La carga ha aumentado en torno a un 2% mientras que las intensidades han crecido entre el 4 y el 9%. Y ha ocurrido tanto en la almendra central como en la M-30, pero también en los alrededores de la circunvalación y los accesos.

La moratoria de Madrid Central aumenta los atascos en la capital, pero el Ayuntamiento lo niega

Ese aumento del tráfico generalizado no solo ha provocado más atasco, sino que ha ralentizado las frecuencias del transporte público: los buses de la EMT (Empresa Municipal Transporte) han visto como se alteraban sus tiempos de recorrido. Por otro lado, la estación de medición de calidad del aire de la plaza del Carmen —la única en el interior de Madrid Central— superó por la mañana los niveles de NO2 permitidos. “La contaminación está disparada. No se pueden hacer comparativas con valores de unas cuantas horas, pero esta mañana [por ayer] se han superado los 40 microgramos por metro cúbico, el límite legal. Prácticamente no había ocurrido en el último trimestre [con Madrid Central activo]”, explicaba Juan Bárcena, portavoz de Ecologistas en Acción. “Si esto sigue así, vamos a volver a los valores anteriores a Madrid Central”, lamentaba.

Las multas anuladas

Uno de los variopintos argumentos de los conservadores para paralizar Madrid Central ha sido los problemas en el sistema de imposición de multas. La exalcaldesa Carmena tuvo que anular más de 6.000 multas por un problema en la detección, pero en el informe técnico municipal, elaborado por el Área de Medioambiente y Movilidad el pasado 24 de junio, reconocen que se “han corregido esos errores”.

La prensa internacional destaca que la capital es la primera ciudad del continente que revierte una zona de bajas emisiones."Este giro de 180 grados convierte a Madrid en la primera gran ciudad europea en dar marcha atrás con su prohibición sobre vehículos de altas emisiones y que de nuevo permite acceso libre a un área que quedó restringida hace menos de un año", dice el New York Times.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información