Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid Central, un éxito cívico

La entrada en vigor del área de tráfico restringido en el centro se desarrolla con normalidad y con una disminución de los vehículos en la capital

Aspecto de la Gran Vía durante la primera jornada de Madrid Central. En vídeo, Madrid Central arranca con menos coches en el centro.

Ni caos, ni atascazo, ni problemas de desabastecimiento. Las críticas furibundas a Madrid Central que en los últimos días habían subido de nivel (lo han comparado hasta con el gueto de Varsovia y el muro de Berlín) se toparon ayer con la realidad: la primera jornada de la medida estrella de Manuela Carmena se desarrolló con total normalidad y con una disminución considerable de vehículos en el centro de la capital. “Los vecinos han demostrado que la ciudadanía madrileña es magnífica, es una ciudad absolutamente responsable”, dijo ayer la alcaldesa, rodeada de muchos de sus concejales, tras dar un paseo por la renovada Gran Vía.

El Ayuntamiento puso cifras a este descenso. Se observa una reducción muy significativa del tráfico en toda la zona de Madrid Central con disminuciones generalizadas de entre el 5,7% y el 31,8% entre las siete de la mañana y las siete de la tarde. En el perímetro el descenso fue del 1,4%. Aumentó un poco la intensidad del tránsito en la M-30, en un 1,8% entre las seis de la mañana y las siete de la tarde, pero a cambio los tiempos de recorrido de las líneas de EMT que atraviesan la almendra central descendieron en un 13,9%. En suma, una jornada con “un tráfico muy fluido en líneas generales”, según la valoración del Consistorio.

Un paseo por la almendra central apuntaba en el mismo sentido. “Sin problemas por el momento. En general la gente ya estaba informada. Hay tranquilidad y menos tráfico del habitual”, explicaban varios agentes de movilidad en la calle Atocha, uno de los accesos al área. Lo mismo decía un agente de la Policía Municipal en la calle Mayor: “No he notado nada raro, la jornada ha sido más o menos como ayer”. Los agentes de ambos cuerpos se situaron ayer en varias entradas a la zona (Cibeles, plaza de España, Mayor y Atocha). Durante dos meses no se multará a los infractores, sino que se les comunicará que han entrado en el área sin permiso.

Tampoco hubo incidentes ni incidencias reseñables en cuanto a la distribución de mercancías. “Las empresas tienen que pedir un permiso al Ayuntamiento, y la mayoría ya lo han hecho. Nosotros no tenemos que hacer nada, seguimos trabajando en el centro como siempre”, explicó Carlos, un transportista que descargaba productos en el mercado de San Fernando, en Lavapiés.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el acto de inauguración de Madrid Central.
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el acto de inauguración de Madrid Central.

La inauguración oficial llegó en la plaza de Pedro Zerolo, en Chueca. Las caras de los distintos concejales y de la propia Carmena no podían esconder la alegría. “Es un auténtico éxito, mejor de lo que esperábamos”, decían en privado. Carmena le puso palabras desde el atril: “Damos un paso que era necesario, que nos lo pedía la Comisión Europea y nuestra sociedad. No podemos hacer que Madrid perdiera la batalla de ser una ciudad saludable, lo es y queremos que lo siga siendo”, dijo. La regidora estuvo acompañada por la concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, quien calificó la jornada de “día histórico”: “Ponerse en la senda de combatir la contaminación y buscar más espacios para un movilidad más amable es situarnos en el presente resolviendo temas y en el futuro poniendo en primer término la prevención de la salud y la mejora de la calidad de vida”, señaló Sabanés. La expresión “día histórico” se repitió en la boca de los concejales Jorge García Castaño (Centro) y José Manuel Calvo (Urbanismo).

Los proyectos para restringir el tráfico. Ana Botella (PP) 2014 (en azul) y Manuela Carmena (Ahora Madrid) para el 23 de noviembre de 2018 (en rojo).

Fuente: elaboración propia y Ayuntamiento de Madrid.

Periodo de prueba

Las reacciones políticas también fueron protagonistas de la jornada. La portavoz del PSOE municipal, Purificación Causapié, calificó la iniciativa como “un gran proyecto para la ciudad” destinado a “acabar con la contaminación y mejorar la salud de los madrileños”. En su opinión, el proyecto “debería ir mejorando durante el periodo de prueba”. Ciudadanos, por su parte, moduló las críticas furibundas de los últimos días (“caos de tráfico”, “atascazo”) al ver cómo se desarrollaba la jornada. La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, tras reconocer que la medida “no es para ser apocalíptico” apostó por miniminzar los cambios: Madrid Central “no es más que un área de prioridad residencial en una zona muy pequeña” y solo afecta “al 1,2% del tráfico de Madrid” por lo que “no es efectivo contra la contaminación”. Eso sí, consideró que la medida provocará “un colapso” en los barrios fuera del perímetro.

Más allá fue la portavoz del PP de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que calificó Madrid Central como “la medida más restrictiva de Europa en la ciudad más viva de Europa”. Ayuso no tuvo en cuenta que en Londres, Milán, Estocolmo y Gotemburgo existe un peaje por acceder al centro, mientras que en Madrid se podrá acceder gratis siempre que el vehículo tenga distintivo ambiental y aparque en un parking público. El Gobierno de la Comunidad, del PP, mantiene un recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid para paralizar la iniciativa municipal, mientras que el Ayuntamiento ha pedido ayuda a la Comisión Europea para evitar que esta Administración le ponga “palos en la rueda”.

El estreno de Madrid Central mejoró las expectativas del Gobierno municipal. Ahora está por ver su efecto en el tráfico y en la vida de los madrileños durante los próximos meses, y si un aluvión de multas puede amargar las elecciones de mayo a Manuela Carmena.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información