Artículo bajo registro

El malestar francés

El país está dirigido por un tecnócrata y no está claro que el nuevo Gobierno de Macron sea capaz de dar respuestas a esa parte del pueblo que no llega a fin de mes, que protesta, grita y reclama justicia

Artículo bajo registro

La ira árabe

Movimientos espontáneos en Sudán, Egipto o Argelia reclaman el fin de un sistema corrupto e injusto

Tribuna

El antisemitismo en Francia

El país está volviendo a los años en los que se toleraba el odio a los judíos, una actitud que se aprovecha del poder de las redes sociales y de los vídeos en los que los antisemitas hablan a cara descubierta

Tribuna

Macron, la necesidad de madurez y humildad

El presidente francés tiene mucho que aprender, no solo sobre la forma de gestionar un país, sino sobre sus puntos débiles. Debe cambiar a quienes lo rodean y dejar de obsesionarse por los ricos a los que halaga

TRIBUNA

La sed de mal

La democracia no está equipada para luchar contra terroristas como el asesino de Estrasburgo, que no están organizados y son capaces de cometer una carnicería en cualquier momento

¿Cuál es ese islam que da miedo?

Las atrocidades de los radicales demuestran el peligro de la interpretación literal del Corán

50 años del boom: la literatura que cambió el español

“Les debo esta libertad y este desarrollo de la imaginación sin límites”

El autor marroquí en lengua francesa, Tahar Ben Jelloun, recuerda que su primer acercamiento al 'boom' latinoamericano fue con Carpentier, García Márquez y Rulfo

Tribuna:LA CUARTA PÁGINA

El viento de la 'primavera árabe'

Las rebeliones en curso están dirigidas contra el padre autoritario de la tradición árabe. No reclaman subidas de sueldos, sino que reivindican el individuo y su derecho a la libertad y la dignidad. Esta es su gran novedad

Triunfo de las letras francesas

Un escritor del Sur

Tribuna:

¡Los inmigrantes no existen!

Tribuna:

España-Marruecos, un matrimonio turbulento

Tribuna:

Argelia: ¿Por fin la paz?

Tribuna:

Una nueva era para Marruecos

Tribuna:

Con Felipe González en Le Mirage de Tánger

Tribuna:

El Mundial me saca de quicio

Tribuna:

Los que se vengan de Dios

Tribuna:

Regreso de Egipto

Tribuna:

Smadar, 14 años, muerta por la paz

Tribuna:

Argelia: normalización por la fuerza

Tribuna:

En Jerusalén por primera vez

Tribuna:

Argelia y el silencio de los intelectuales

Tribuna:

¡Silencio, se asesina!

Tribuna:

La guerra del Golfo no ha terminado

La guerra del Golfo no ha terminado. Desde el 28 de febrero de 1991, día en que George Bush anunció la " suspensión de la Operación Tormenta del Desierto" contra Irak, la Administración estadounidense no ha dejado de reforzar y de legitimar el liderazgo de Sadam Husein en su país e incluso fuera. Es como si su existencia le conviniera, o en todo caso no se opusiera verdaderamente a los intereses norteamericanos en la región. No menos de cinco intentos de golpe de Estado han tenido lugar en Irak. Todos tenían como objetivo la cabeza de Sadam. Hoy sabemos que los cimientos de su poder son frágiles, sobre todo tras el sangriento episodio de su yerno Husein Jamal Hasán, que se había refugiado en Jordania y volvió a Irak para ser ejecutado el 23 de febrero de 1996 junto con la mayoría de los miembros de su familia.El candidato republicano a la presidencia de EE UU, Bob Dole, declaró el pasado 3 de septiembre que "el ataque norteamericano marca el comienzo de la acción decisiva de Estados Unidos para poner Fin al poder de Sadam Husein". Éstas son las palabras de un hombre que no ejerce el poder, de un hombre que recuerda que en septiembre de 1973 los servicios secretos estadounidenses no tuvieron ningún escrúpulo en asesinar a un presidente elegido democráticamente, Salvador Allende. Era la época en que Estados Unidos intervenía para combatir el peligro social-comunista. Hoy el diablo es un árabe, un diablo al que se manipula sobre todo en periodo electoral. Esto confirma lo nefasta que es la imagen de los árabes en Estados Unidos.

Tribuna:

Un país cerrado a la democracia

Tribuna:

La memoria desconcertada

Tribuna:

El miedo y la muerte se dan la mano en Palestina

Tribuna:

Un embargo perverso