opinión

‘Sordida Officia’

Hoy tendremos por “oficio vil” al que el derecho no reconoce su condición laboral y que, por tanto, no obtiene su amparo, como la libre elección de oficio, el acceso a la Seguridad Social o la protección por desempleo