Misión imposible para el Córdoba

El Elche derrota a los andaluces, colistas a nueve puntos de la salvación, y logra un triunfo vital que le aleja de la zona de descenso

Fede Cartabia se marcha de Víctor Rodríguez.
Fede Cartabia se marcha de Víctor Rodríguez. RAFA ALCAIDE (EFE)

Sumido en la desesperación por la falta de resultados, el anterior entrenador del Córdoba y segundo de la temporada, Miroslav Djukic, sacó de la portería a Juan Carlos para darle la titularidad a Saizar. Saizar no mejoró el rendimiento de su compañero, vital en el tramo final de la pasada temporada para lograr el histórico ascenso a Primera de los andaluces. El propio Juan Carlos, con un tremendo error al filo del descanso, le dio un empujón más al Córdoba hacia el abismo. Un grosero error del meta permitió que el Elche se adelantara en el marcador gracias a una falta de Albacar desde el centro del campo. El club andaluz no apostó por reforzar su portería después del ascenso. Tampoco en el pasado mercado invernal, cuando llegaron un buen número de fichajes.

Un equipo de Primera no puede recibir un gol así. Son muchas las adversidades que se están cebando con este Córdoba que se despeña hacia la Segunda División. Lo mismo le empatan en el alargue cuando juega en superioridad numérica, como ocurrió en La Coruña, que se deja remontar en casa recibiendo goles tan extraños como el que le hizo Albacar. Así, es imposible.

CÓRDOBA, 0-ELCHE, 2

Córdoba: Juan Carlos; Gunino (Fede Vico, m. 55), Pantic, Khrin, Edimar; Luso; Bebé (Fidel, m. 69), Borja García, Fede Cartabia, Ghilas (Heldon, m. 55); y Florin. No utilizados: Saizar; Campadabal, Deivid y Abel Gómez.

Elche: Tyton; Damián, Roco, Lombán, Albacar (Cisma, m. 58); Mosquera, Pasalic; Aarón (Álvaro, m. 73), Fayçal, Víctor Rodríguez (Coro, m. 90); y Jonathas. No utilizados: Manu Herrera; José Ángel, Adrián y Cristian Herrera.

Goles: 0-1. M. 41. Edu Albacar. 0-2. M. 68. Pasalic.

Árbitro: Bikandi Garrido. Expulsó con roja directa a Borja García (m. 81). Amonestó a Lombán y Víctor Rodríguez.

El Arcángel. Unos 15.000 espectadores.

Por más que se esfuercen sus jugadores y sus técnicos. Por más que su afición siga asistiendo fiel a su cita en El Arcángel.

El Córdoba se va a Segunda y el Elche, sumido en miles de problemas, camina hacia la permanencia. Tremendo el mérito de los de Escribá, que saben manejarse mucho mejor que el Córdoba al filo de la navaja. El triunfo del equipo ilicitano desató una gran bronca en el estadio, pues el público se volvió hacia el palco. Tras 42 años esperando el regreso a Primera, el Córdoba está a nueve puntos de la salvación cuando restan siete jornadas. Está virtualmente en Segunda.

Fue mejor el Córdoba en el inicio del encuentro. La verdad es que su juego fue, por momentos, interesante. Lo condena su absoluta incapacidad en las dos áreas. Volvió Ghilas, de la grada a la titularidad, y el delantero apenas aportó nada. Fue sustituido a los 10 minutos de la segunda parte en medio de una monumental bronca. La afición no le perdona su mal rendimiento y su conducta fuera del campo.

Desastroso en la defensa de las jugadas de estrategia, el Córdoba encajó dos goles a balón parado que lo sentenciaron. En ambos se registraron errores inconcebibles en la élite. El Elche aprovechó los regalos de un rival desquiciado, un descosido producto de una planificación horrorosa. Luego, es que no tiene ni una pizca de suerte. Todo se le vuelve en contra a este colista de Primera, alejado de cualquier posibilidad de salvación. Sin convicción, fe ni suerte, su destino es jugar la próxima temporada en Segunda División en espera de que las matemáticas certifiquen su defunción. El Elche, mientras, respira con 31 puntos en el zurrón.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS