Nuestra enfermedad

Nuestra enfermedad

Solo con un sistema sanitario público robusto y universal es más fácil reconocer a un conciudadano como a un igual. Olvidar la relevancia de la clase cuidadora sería una secuela inaceptable de esta pandemia

newsletter

Recibe la mejor información en tu bandeja de entrada