Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pecado capital

Madrid

A pesar de su buena historia, 'Mafia III' cae en el defecto más común de los juegos de mundo abierto: una jugabilidad anodina