Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE alarga el plazo dado a Microsoft para que cumpla las sanciones

La Comisión Europea ha amenazado con imponer una sanción diaria de dos millones de euros si no entregaba la información solicitada en las sanciones de de 2004

Una portavoz de la Comisión Europea ha confirmado que la Oficina de Audiencias ha decidido conceder a Microsoft tres semanas más para que complete el cumplimiento de las sanciones impuestas en 2004. Bruselas había amenazado a Microsoft con una multa diaria de 2 millones de dólares si no cumplía las medidas impuestas, sobre todo la obligación de informar a sus competidores sobre interoperabilidad.

La Comisión Europea amenazó a Microsoft con sanciones millonarias el pasado 15 de diciembre y la compañía pidió un plazo más amplio que el concedido en un inicio -hasta mañana 25 de enero- para analizar por qué Bruselas consideraba que no estaba cumpliendo. "Queríamos más tiempo para estudiarlo [el ultimátum] y responder. Llegó justo antes de las vacaciones", ha declarado Dirk Delmartino, portavoz de Microsoft.

En marzo de 2004 el Ejecutivo comunitario había impuesto una sanción de 497 millones de euros gigante informático por competencia desleal. Además de esta multa, la decisión de la Comisión Europea incluía otras medidas obligatorias para la compañía, como la desvinculación del sistema operativo Windows del reproductor multimedia de Microsoft, ya cumplimentada. Pero otra medida sigue sin cumplirse, pues la compañía de Bill Gates sigue sin proporcionar la información que exige Bruselas sobre sus protocolos de comunicaciones.

La Comisión opina que los datos y documentación facilitados hasta ahora por Microsoft son inadecuados. Además, como se trata de información propiedad de Microsoft esta compañía puede cobrar a sus competidores por usarla, pero Bruselas estima que las tarifas fijadas son excesivas. La información requerida permitiría que fabricantes de software para servidores puedan gestionar mejor tareas como la impresión de documentos dentro de un grupo de trabajo.

El mes pasado, tras varios envíos de datos con los que no quedó satisfecha, la Comisión dio un ultimátum a la compañía: o Microsoft proporcionaba antes de 25 de enero la información necesaria para garantizar la interoperatividad con sus competidores, o se le impondría una multa que podría alcanzar los dos millones de euros diarios. Ahora el plazo se extiende tres semanas.

Un portavoz de Microsoft informaba a última hora de ayer de que la Comisión Europea había ampliado hasta el 15 de febrero el ultimátum y hoy lo han confirmado fuentes del Ejecutivo comunitario, que señalan que el organismo responsable de conceder más tiempo ha sido el consejero auditor en los procedimientos de competencia (Hearing Officers en inglés).